InterésOcio

70 años explosivos

Una de las prendas femeninas más populares es el bikini. Su origen y su historia.

¿Qué tienen que ver la energía nuclear y los trajes de baño? Aparentemente nada, sin embargo la más popular prenda femenina en las playas tiene un origen ligado a los turbulentos años de la Guerra Fría. Por ese entonces el gobierno de Estados Unidos se encontraba abocado a la carrera armamentista contra la U.R.S.S; por lo que realizaba testeos de explosiones atómicas con frecuencia. Los más impactantes fueron los bombardeos sobre el Atolón Bikini de las Islas Marshall, que se extendieron durante 12 años a partir de 1946 y que tuvieron gran repercusión en la prensa mundial. Del otro lado del mundo un diseñador audaz tuvo una curiosa ocurrencia.

Aunque originalmente era ingeniero, el francés Louis Réard terminó haciendo cargo del negocio de lencería de su madre, antes de dedicarse al diseño de indumentaria definitivamente. Decidido a lograr un impacto dentro del rubro tuvo la idea de hacer un traje de baño que no cubriera el vientre y la espalda de quien lo portaba. A la hora de bautizar su invención recordó aquellas bombas experimentales que tanto revuela habían causado en el Océano Pacífico. La nueva prenda se llamó bikini por su carácter “explosivo”.

Sin embargo imponerlo no fue nada fácil, ya que la moral de la época no aceptó con facilidad la exhibición de tanta piel. Durante los primeros desfiles fue común que las modelos de la época se negaran a usar el diseño, por lo que Réard debió recurrir a la desnudista Micheline Bernardini para presentarlo. Paralelamente revistas de modas como Modern Girl Magazine afirmaban que “no es necesario gastar palabras en eso llamado bikini porque no hay ninguna manera que una joven con tacto y decencia use semejante cosa”.

El cine jugó un papel central en la popularización de este invento textil. Si bien Esther Williams, famosa por sus coreografías acuáticas, lo usó en uno de sus films muchos distribuidores pidieron retirar la escena. Sin embargo estrellas como Ava Gardner, Rita Hayword y Marilyn Monroehicieron producciones usando la nueva prenda, así como numerosas pin-ups girl (chicas de calendario) fueron atreviéndose a romper el prejuicio. Será gracias a la aparición de Brigitte Bardot en el clásico “Y Dios creó a la mujer” de 1957 que la moda se impuso definitivamente. En 1960 un tal Brian Hylan lograba su único hit masivo con el tema satírico “Itsy Bitsy Teenie Weenie Yellow Polkadot Bikini”, conocido en español como “Un bikini a lunares amarillo diminuto justo”. De a poco las playas empezaron a poblarse de bikinis y no hubo vuelta atrás.

Ya en la década del 60´, con la mayor flexibilización de las normas morales y la imposición de otras prendas supuestamente “escandalosas” – como la minifalda – el traje de baño de una pieza fue cayendo en desuso. Con distintas versiones a lo largo de las décadas (desde el cola-less a la trikini) cada verano las mujeres del mundo desempolvan aquella creación nacida un 3 de julio de 1946. Un invento definitivamente más placentero que las explosiones que originaron su nombre.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar