MultimediaSeries

El robo interminable

Se confirma la fecha de regreso de “La casa de papel” con un tráiler lleno de incógnitas.

Es difícil luchar contra los spoilers hoy en día. Ni bien se supo que había empezado el rodaje de la tercera  temporada de «La casa de papel» en octubre pasado las filtraciones de imágenes se dispararon. Algunos paseantes afortunados registraron la filmación de escenas tanto en Florencia como en Panamá, por lo que fotos y videos amateurs se desparramaron rápidamente por la web. Finalmente la producción detrás del proyecto se rindió, con las redes sociales oficiales del programa reconociendo su actividad en esas locaciones y saludando con humor la astucia de los fans.  Por supuesto que no son pocos los que piensan que todo se trata de una campaña publicitaria encubierta, pero eso nunca lo sabremos.

Pero lo más desconcertante de las imágenes filtradas fue ver al Profesor (Álvaro Morte) y Berlín (Pedro Alonso) caminando por la famosa ciudad italiana, como si nada hubiera pasado, cuando el final del segundo personaje en la temporada pasada no fue muy feliz ¿Se trata de un flashback? ¿O la serie tomó un giro fantástico y resucitó misteriosamente? ¿Será Berlín el enmascarado misterioso que puede verse posando junto al resto del elenco en fotos promocionales? Para saberlo habrá que esperar al próximo 19 de julio, día en el que Antena 3 (canal donde se emitió originalmente la serie) y Netflix acordaron el estreno de los nuevos capítulos. Esta temporada tendrá un presupuesto muy superior al de las anteriores, secuencias realizadas en múltiples locaciones exóticas fuera de España y contará con varias caras nuevas, como la del argentino Rodrigo de la Serna, para renovar el interés en la exitosa propuesta.

«La casa de papel», junto otras series como «El tiempo entre costuras», «El ministerio del tiempo» y «Merlí», ha puesto en un lugar de privilegio a la ficción española, que no para de crear contenidos de calidad que terminan imponiéndose con éxito a nivel global. Habrá que ver si la nueva entrega de esta historia de atracos y traiciones, que con frecuencia ha sido criticada por abandonar la lógica del relato al demandarle demasiada credibilidad al espectador, logra sostener la mezcla de ritmo y suspenso que la caracterizan. Por lo pronto habrá que esperar hasta julio para ponerse la máscara de Dalí y ver cuál será el motivo que empujará a este grupo de marginales a realizar un nuevo robo espectacular.

 

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar