MúsicaNoticias

Roger vs. Madonna

El ex líder de Pink Floyd le pide a la Reina del Pop que cancele su presentación en Tel Aviv como protesta contra las políticas bélicas de Israel.

No deja de ser sorprendente la actitud combativa de Roger Waters con 75 años de edad. Mientras lo lógico para una leyenda del rock sin preocupaciones económicas sería retirarse a beber tragos carísimos en su mansión mientras vive de las regalías de sus clásicos, el bajista sigue opinando sobre temas de actualidad global sin pelos en la lengua. El año pasado había ganado críticas y elogios al manifestarse en contra del presidente Jair Bolsonaro durante un recital en Brasil, mientras que hace unas semanas se expresó contra el magnate Richard Branson por organizar un concierto atacando al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. Este activismo creciente acompaña al músico desde su última etapa al frente de Pink Floyd, cuando empezó a hacer sus opiniones políticas cada vez más explícitas.

Ahora, en un editorial firmado por él mismo en el prestigioso diario The Guardian, el británico le pide a Madonna negarse a actuar en el cierre del concurso Eurovisión que se realizará a fines de mayo en Israel. “Aconsejo a  todos los jóvenes participantes, de hecho a todos los jóvenes y viejos, lo cual incluye a Madonna, a leer la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las ONU” señala Waters, quien desde hace más de una década sostiene que el trato del ejército israelí hacia los palestinos es inhumano. Como ocurría con las estrellas que decidían actuar en Sudáfrica cuando el apartheid estaba vigente, existe una campaña concreta para presionar a quienes planeen tocar en Israel. Mientras que bandas como Radiohead realizaron presentaciones en ese país aclarando su punto posición crítico sobre el conflicto, otros – como Lana del Rey – cancelaron fechas al enterarse que sus fans de Palestina no podrían asistir al show.

Esta polémica reflota el siempre espinoso tema de si los artistas  deben opinar sobre política o solo deben dedicarse a ofrecer su arte. Mientras que muchas veces estas posiciones públicas son sinceras, es difícil dejar de pensar que quienes las tomas son personalidades del espectáculo que no conocen en profundidad los conflictos en cuestión. Las situaciones en Venezuela y en la Franja de Gaza son demasiado complejas, con múltiples aristas polémicas que hacen difícil defender una opinión sin una investigación seria previa. Además ¿puede la música tener alguna influencia concreta como para cambiar el curso de los acontecimientos? Una pregunta difícil de contestar.

A día siguiente  de la aparición del artículo el mismo periódico The Guardian publicó otras dos notas sobre el tema. Uno reunía comentarios iracundos de los lectores con el título de “Roger Waters es demasiado simplista con respecto a Israel”, mientras que en otra página el tecladista Brian Eno describía como Eurovisión es usado por el estado israelí como un evento de propaganda, insistiendo con la idea del boicot. Habrá que esperar 1 mes para saber si Madonna decide no ser parte del evento o si finalmente interpretará “Like a Virgin” o algún otro clásico en el escenario de Tel Aviv mientras llueven las críticas.

 

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar