GK Game - шаблон joomla Joomla
Error
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 982

Esa particular infusión

  • Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

No solo la industria sino también el consumo del mate aumentan día a día en los distintos lugares donde ya es un culto, o en otros que recién están probando y experimentando esta tan conocida infusión.

Vamos a seguir explorando este planeta verde para conocer algunos beneficios, propiedades y porque no significados.

Claro que vale hacer la salvedad que no a todos le gusta el mate, algunos no soportan su sabor, otros demuestran desinterés por el mismo u otros quizás les caiga mal. Hecha esta aclaración, podemos avanzar.

Los fundamentalistas de esta infusión sostienen que uno deja de ser un niño y pasa a ser un hombre (o de niña pasa a mujer) cuando pide tomar un mate, algo en lo que nosotros no estamos de acuerdo, pero lo respetamos por supuesto.

Cuando uno es chico y generalmente quiere probar unos verdes se les da con azúcar, para que lo dulce trate de seducir al menor y para que la amargura de la yerba mate no le haga pasar un "mal trago". Con el correr del tiempo y si le gusta luego decidirá si lo toma dulce, amargo, con hierbas saborizadas, con cáscara de naranja, con lo que sea.

Hay muchos aspectos a tener en cuenta que hacen al mundo del mate de manera cotidiana. Un paquete de yerba es lo que siempre hay en la casa de los materos haya inflación, esté gobernando el partido que esté, entre otras cosas. En caso de no tener siempre hay un vecino que te puede convidar

Cuando no tenés tanta confianza con la otra persona y van a compartir este ritual de la yerba le preguntas "¿dulce o amargo?" La respuesta más común es "como lo tomes vos" aunque a veces el invitado elige una de las dos.

Muchas veces en las computadoras de las oficinas aparecen los teclados con restos de yerba o con esas tímidas manchas verdes.

El mate es nada más y nada menos que una demostración de valores. Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena. La charla, no el mate. Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y viceversa.

También es la sinceridad para decir: "¡basta, cambiá la yerba!". Es el compañerismo hecho momento. Es la sensibilidad al agua hirviendo. Es el cariño para preguntar, estúpidamente, "¿está caliente, no?". Es la modestia de quien ceba el mejor mate. Es la generosidad de dar hasta el final. Es la hospitalidad de la invitación.

El mate es la justicia de uno por uno. Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir. Es la obligación de decir "gracias", al menos una vez al día.

Pero esta bebida también comunica y de acuerdo a como se cebe podemos sacar algunas conclusiones, según los creyentes de este ritual:

Mate Frío: significa desprecio
Lavado (sin gusto): desgano
Hervido (muy caliente): envidia
Cebado por la bombilla (se calienta el metal): odio
Servirlo al de la izquierda: falta de respeto
Con ruda: matecito "para el amor"
Bombilla trancada (no se puede tomar): enamorado
Con espuma: aprecio
Con cedrón: daño del corazón
Primer mate: mate para el tonto. Siempre al primer mate lo toma el cebador
Amargo: Lealtad y franqueza

Aunque cabe destacar que muchos de los que ceban mates quizás no tengan en cuenta lo que comunica esta infusión.

El tema está planteado y la pava ya está lista, solo resta preparar el mate y compartirlo con algún familiar, amigo o alguien que acabas de conocer.

Más en esta categoría: « Birras extrañas Cerveza gratis »

Log in or create an account