GK Game - шаблон joomla Joomla

Tano, requete tano

Valora este artículo
(1 Voto)

Tiene un apellido ilustre que pesa y mucho en la historia del rock nacional. Nació en Roma, Italia y tiempo después que su hermano revolucionara nuestra música, llegó para instalarse en nuestro país. Se trata de Andrea Prodan, el hermano de Luca que desde hace 13 años lleva adelante su proyecto musical llamado Romapagana.

En Tupaladar hablamos con el músico que no pierde su acento italiano y que desde hace mucho tiempo se refugia junto a su familia en las tierras cordobesas.

¿Cuesta todo más al ser una banda independiente?
Andrea: "Claro que cuesta en el sentido de que no tenés el apoyo de todos los medios. Igual el nivel creativo, de libertad que tenés es otra cosa. Romapagana es un trabajo, no es un hobby pero estamos en Argentina así que todos tenemos otros proyectos y trabajos".

¿Romapagana es una banda política?
Andrea: "Yo empecé bastante tarde con el rock en serio. Nunca pensé que iba a cantar. Con Romapagana ya estaba más maduro. Toda decisión que uno toma tiene que ver con la política. Romapagana es un nucleo de combate que entra hace su trabajo y sale".

En los shows de ustedes salvo el baterista el resto estaba vestido con un overol, ¿es por algo en particular?
Andrea: "Antes el baterista solía vestirse con overol, pero ahora es un striper (risas). Lo elegimos hace mucho tiempo porque queríamos sentir algo que nos acomunara a los cuatro que veníamos de lugares distintos. El mameluco es simple y de trabajo, me gustaba estéticamente. Es cómodo, nosotros tocamos mucho en invierno".

Has hecho locución y también te has dedicado a la actuación ¿qué es lo que más rescatas de estas profesiones
Andrea: "Al final me parece todo bastante parecido,. Nunca me sentí un actor, no elegi trabajar, vino con una curiosidad de vivir otra vida, salir de otra vida. Por años me dediqué a eso, pero después me empecé a sentir mal. En locución empecé a hacer música para publicidades, es otra cosa. En el mundo de la publicidad me fue bien, hay gente creativa. Yo me dedicaba a la música".

¿Qué es lo que más recordás de tu hermano como artista y que destacas como persona?
Andrea: "Luca es una sorpresa continua hasta para mi. Hoy subí un par de canciones de la primerísima época de él en un canal de Youtube (Casa Prodan). Ahí se pueden escuchar cosas inéditas de Luca, yo voy poniendo anotaciones. Es un modo muy lindo para acercarse también a mi hermano. La familia son las cosas más misteriosas del planeta y uno no terminaba de conocerlo Luca. Era muy maduro desde chico, yo tardé más en madurar. Cuando escucho cosas que escribió quedo con la boca abierta.

Pese a que es una banda que hace rato se disolvió hay mucha gente inclusive jóvenes que llevan la remera de Luca ¿qué implica eso para vos?
Andrea: "El más grande milagro es como los argentinos comprendieron a Luca, es una cosa que me emociona. Eso lo noto más cuando me sumerjo en Buenos Aires y en los shows tengo contacto con la gente. Yo llegué a Argentina después de la muerte de Luca, antes vi cuatro show de Sumo en el '82. Mi contacto con la banda fue breve, muy intenso y a distancia. Las Pelotas me invitaron a cantar en el '95 en el show de los Rolling Stones, canté 'Waitin' for 1989' y fue increíble porque vi las remeras con la cara de mi hermano, hubo magia".

¿Seguís en contacto con el resto de los integrantes de Sumo?
Andrea: "En un primer momento en los '90 nos vimos un poquito más. Por cosas de la vida cada uno sigue su latir. Yo los siento como una especie de parientes lejanos por la historia compartida con mi hermano. Yo necesitaba armar mi historia. Hay mucho respeto y cariño con ellos. Hace poco me crucé con (Diego) Arnedo, a Germán (Daffunchio) y Timmy (McKern) los veo seguido.

Medios

Más en esta categoría: « Manto de música La rockera del tango »

Log in or create an account