GK Game - шаблон joomla Joomla

Sirva una vuelta

Valora este artículo
(0 votos)

El Tequila es una derivación del Mezcal, bebida de los antiguos pueblos originarios de México. Su nombre proviene de la ciudad homónima ubicada en el Estado de Jalisco, en la zona central del país. Ésta región concentra la mayor cantidad de plantas elaboradoras.

Nace a partir de la fermentación y destilado del jugo del Agave Azul, planta tipo penca originaria de América Central. Para su elaboración, se extrae la penca de la tierra y se cortan las hojas gruesas y espinosas, a fin de dejar libre el tallo o "piña", que forma el corazón de la planta.

Las piñas son sometidas a intenso calor en hornos especiales donde son ablandadas para facilitar su molienda. Los jugos extraídos, son derivados a piletas de fermentación donde se adicionan levaduras. Por la acción de éstas, los azúcares presentes en el mosto se transforman en alcohol, liberando dióxido de carbono. La base fermentada es entonces sometida a un doble destilado en un alambique de cobre, tras lo cual (¡ándale mano!) se obtiene el Tequila.

Los tequilas puros contienen en su etiqueta la frase 100% de Agave, y su graduación alcohólica va de los 38 a los 46 grados. Existen 3 tipos: Blanco, Reposado y Añejo.

El Tequila blanco es envasado inmediatamente después de la destilación, es transparente y de sabor ligeramente herbáceo.

El Reposado posee un pasaje de 2 meses a 1 año en barrica de roble o encino. De sabor más suave y con toques a madera, presenta un color dorado con matices ámbar.

El Añejo tiene un pasaje por barrica de 3 a 5 años. De color ámbar oscuro la madera marca con firmeza su sabor.

Todas las variedades pueden combinarse con sal y limón. También integrarse en tragos con otras bebidas.

En Argentina es difícil encontrar tequilas en variedad y calidad, pero el esfuerzo vale la pena.

Log in or create an account