GK Game - шаблон joomla Joomla

La última odisea

Valora este artículo
(3 votos)

El mundo artístico nuevamente está de luto, ya que uno de sus grandes referentes falleció. Hacemos referencia a David Bowie, un ícono del rock mundial.

El duque blanco dejó de existir por esa maldita enfermedad llamada cáncer, que a tantas personas se "lleva", sean famosas o no.

Tenía 69 años recién cumplidos (nació el 8 de enero de 1947) y hace pocos días había sacado a la calle su último disco "Blackstar", el número 25 de su jugosa carrera musical.

Pero David Robert Jones -su verdadero nombre- fue más que un cantante, que un músico. Fue productor, actor, multiintrumentista, pero sobre todo un referente para varias generaciones y de grandes artistas mundiales.

Su pérdida física lo transporta a la categoría de leyenda, en un ícono cultural que fue innovando y muchas veces marcando una tendencia a partir de su espíritu vanguardista.

Hizo lo que quiso, en épocas en donde por ahí no muchos se animaban a experimentar. Pasó por diferentes estilos musicales que se fueron reflejando en su rica discografía. Es por eso que el abanico de Bowie abarca el glam, rock gótico, folk psicodélico, pop, electrónica, baladas, rock progresivo, entre otros.

Con tan solo 20 años debutó con su disco homónimo (1967) aunque pasó casi inadvertido. Dos años más tarde llegaría "Space Oddity" y fue el puntapié inicial de su obra. La canción que le da nombre a la placa está inspirada en la visionaria película "2001: Odisea en el espacio" de Stanley Kubrick (1968). Allí crea uno de los fuertes personajes que inventó, el astronauta Major Tom ("Ground control to mayor Tom" sala mayor a mayor Tom). Aunque sin lugar a dudas que su ficción más emblemática fue Ziggy Stardust un extraterrestre bisexual que despliega en su álbum clásico "The rise and fall of Ziggy Stardust and the spiders from Mars". Otros de las placas íconos del duque blanco son "Young Americans" (1975); "Heroes" (1977) y "Let's dance" (1983), por nombrar algunas.

Quizás David Bowie haya sido uno de los artistas más camaleónicos que haya existido, aunque en muchas oportunidades él ha sido el generador de la vanguardia.

Algunas de sus composiciones más reconocidas y recordadas son "Space Oddity", "Starman", "Ziggy Stardust", "The man who sold the world", "Chances", "All the young dudes", "Rebel rebel", "Fame" (co escrita con John Lennon), "Heroes", "Ashes to ashes", "Modern love", "China Girl" (co escrita con Iggy Pop), "Let's dance", "Blue jean", "Little wonder", "Slow burn" y "Valentine's day".

Siempre tuvo el respeto de colegas y trabajó con otros grandes artistas como él o fue homenajeado por figuras de la música.

Hizo "Dancing in the street" con Mick Jagger. En una época donde los rumores decían que Bowie y el cantante de los Rolling Stones fueron encontrados en una situación íntima. Grabó con Queen "Under Pressure" un gran tema de los británicos en donde se puede disfrutar de la voz del Bowie como la de Freddie Mercury. También los nombrados "Fame" con Lennon y "China girl" con Iggy Pop. Los irlandeses U2 arrancaban la presentación de su exitosa gira 360º Tour con el tema "Space Oddity". Una interminable lista de artistas como Nirvana, Smashing Pumpkins, Bruce Dickinson, White Stripes, Bech, TV on the radio, My Chemical Romances, entre otros, hicieron covers de sus canciones.

Como actor también tuvo una nutrida carrera que incluyó "El hombre que vino de las estrellas", "Just a gigolo", "Into the night", "La última tentación de Cristo", "Twin peaks", "Zoolander", entre otras. Pero sin lugar a dudas que todos recordamos el papel de Jareth el rey Goblin, el malo de "Laberinto", un film de culto.

Una estrella distinta estará en el espacio, ese mismo lugar que siempre lo deslumbró y al cual le dedicó varias de sus obras. Nunca mejor aplicada la famosa frase del relato de Víctor Hugo Morales para "pintar" a David Bowie: barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste?

Medios

Más en esta categoría: « Se apagó el motor Sonidos lunáticos »

Log in or create an account