GK Game - шаблон joomla Joomla

Satisfacción garantizada

Valora este artículo
(2 votos)

Los Rolling Stones se presentaron durante tres noches en el estadio Único de La Plata. Tupaladar asistió a uno de los recitales que la banda inglesa dio en el marco de la gira "América Latina Olé".

Ir a ver a los Stones, es una de las cosas que tenés que hacer una vez en la vida por lo menos , eso es lo que pude comprobar al estar en uno de los recitales que la banda inglesa dio en nuestras tierras. Gente grande con sus hijos, y en algunos casos hasta con sus nietos, pudieron comprobar la vigencia de esta mítica agrupación. Lo que se vivió estuvo muy parecido a tocar el cielo con las manos. La comunión que esta banda tiene con Argentina es única.

El conjunto británico ya había estado en nuestro país en 1995, 1998 y 2006, en recitales brindados en el estadio de River que fueron vibrantes y emotivos.

A diferencia de otros shows a nivel local, como es el caso del Indio Solari o La Renga por nombrar algunos, la policía fue muy rigurosa a la hora de controlar la venta de productos en la calle como hamburguesas o choris o remeras alusivas a la ocasión. De hecho integrantes de las fuerzas de seguridad levantaron puestos de comidas como así también decomisaron ropa en reiteradas ocasiones. El control a los accesos al estadio e ingreso con entradas para evitar tickets falsificados, atrajo a muchos fans que no tenían lugar para ingresar al Estadio Único y terminaron enfrentados con la policía.

Con relación a los precios, un vaso de gaseosa en el interior del complejo salía $50, una hamburguesa completa $90, en cuanto a las remeras las oficiales tenían un precio cercano a los $400 y afuera se podían conseguir a partir de los $150.

La Beriso y Ciro y Los Persas, estuvieron en la previa antes del recital principal que comenzó puntualmente a las 21 como estaba estipulado. Los épicos acordes de "Start me up", eran una clara muestra de que la noche iba a ser inolvidable. "Qué bueno estar de nuevo en la Argentina y por primera vez en La Plata. Tardamos tanto en llegar que pensamos que tocábamos en Montevideo", bromeó Jagger, antes de pasar al segundo tema de la lista "It's only Rock n' Roll", no faltaron otros clásicos como  "Miss you", "Paint it black", "Gimme Shelter".

Sin lugar a dudas, la vitalidad de Mick Jagger es una constante a lo largo de las casi dos horas y media de duración del recital, el escenario le queda chico con la cantidad de kilómetros que recorre corriendo de un lado al otro. Además los cambios de ropa, se fueron dando en temas como "Sympathy for the Devil", en donde las pantallas se tiñen de rojo y Mick aparece con una capa roja y peluda.

"And the winner is...", dijo Jagger antes de interpretar "Street fighting man", la canción votada por el público a través de las redes sociales (entre las opciones estaban "Let it bleed", "Live with me" y "Doom & gloom") y pareciera haber sido una elección adecuada, sobre todo al escuchar los intercambios de ráfagas de guitarra entre Keith Richards y Ron Wood.

Keith se emocionó hasta las lágrimas al interpretar "Slipping away", la gente lo ovacionó al igual que a Charlie Watts y Wood, en el momento en que Jagger los presentó como así también al bajista Darryl Jones, los coreutas Sasha Allen y Bernard Fowler y el pianista Chuck Leavell.

El líder de la banda, sorprendió al llamar a Wood como "Loco Gatti" y al baterista Watts lo asoció a "Alfredo Di Stefano", en ese momento la gente estalló agrandando aún más esa llama sagrada que une a los Rolling Stones con nuestro país. "Ohhhh, vamos los Stones, los Stones, vamos los Stones", se repitió desde antes y hasta tiempo después de terminado el show.

Para el final, la fiesta fue llevada al extremo en una sucesión de éxitos como "Brown sugar", "Jumping Jack flash" y "(I can't get no) Satisfaction", el broche de oro. Un concierto de luces y pirotecnia acompañó la despedida de la banda.

Sabíamos que esa noche no iba a ser fácil de olvidar, en un momento del show me detuve a mirar a los que estaban alrededor mío y vi las caras de personas que emocionados cantaban las canciones que forman parte de la banda sonora de la vida de muchos que amamos el rock desde el momento en que nacimos.

Por Matías Carretero

Fotos: La Nación

Log in or create an account