GK Game - шаблон joomla Joomla

Fabulosos y solidarios

Valora este artículo
(0 votos)

A principios de abril un intenso temporal afectó a la ciudad de Comodoro Rivadavia, como consecuencia del mismo unas 100.000 personas se vieron afectadas y miles de personas debieron ser evacuadas. Durante todo el mes se han recibido donaciones en la ciudad patagónica, por su parte la ONG Red Solidaria junto a Mundo Invisible organizaron un recital a beneficio con una propuesta muy atractiva: Cállate Mark, Visión y Los Fabulosos Cadillacs, el evento se realizó en los bosques de Palermo, más precisamente en Avenida Figueroa Alcorta y Dorrego en Capital Federal.

Allí tres camiones recibierion donaciones de alimentos no perecederos, agua mineral, ropa, colchones, etc. Una vez el show, viajaron a Comodoro a repartir las colaboraciones de la gente, por mientras, desde las redes sociales, el hashtag #FuerzaComodoro comenzaba a tomar relevancia.

La gente comenzó a acercarse al predio mientras empezaban a sentirse los primeros acordes de Cállate Mark, banda que tiene a Florián Fernández Capello, hijo de Vicentico, como guitarrista principal. Como su nombre lo indica, el grupo tiene influencias de Sumo, así también como de The Clash o The Who; al mismo tiempo, también se puede detectar una influencia de grupos actuales como Arctic Monkeys o The Strokes, siendo de esta manera una fusión entre lo clásico y lo actual y sirve de marco para describir todo el recital: un encuentro generacional, donde se borraron las diferencias etáreas y se entremezclaron con un solo fin: la solidaridad.

Finalizando Cállate Mark, Sergio Rotman subió al escenario con su guitarra para tocar junto a los chicos 2 canciones clásicas del rock: "Baba O'Riley" de The Who y luego sorprendiendo con una versión poderosa de "Love will tear us apart" de Joy Division, un preludio de lo que iba a venir: un recital familiar que unió a varias generaciones, no sólo del mundo de la música, sino también entre su público.

El predio se fue colmando de a poco, personas de todas las edades, se acercaron con el fin de disfrutar una tarde de rock, colaborar y ver a una de las bandas más grandes del rock en español, Los Fabulosos Cadillacs, pero, antes de ellos les tocaba el turno a Visión, grupo que integran los dos hijos del bajista de los Cadillacs, Flavio Cianciarulo: Astor en bajo y voz y Jay en guitarra. La propuesta es más que interesante, fusionan Rock clásico con indie y punk, se destaca el bajo de Astor brindando un show más que poderoso.

Además de sus canciones propias, cargadas de energías y donde demuestran su virtuosismo y gran proyección musical, Visión sorprendió con una versión más que interesante de "Aeropuerto" de 2 Minutos, fueron aproximadamente 40 minutos cargados de energía y donde los chicos demostraron que hay futuro en un nuestro rock nacional.

Cerca de 30.000 personas esperaban por Los Fabulosos Cadillacs que se hicieron presentes en el escenario acompañados, como ocurre en las últimas giras, con sus hijos, quienes ya habían tocado anteriormente con sus respectivas bandas.

El recital de los Cadillacs fue como siempre, impecable, 1 hora 40 minutos dónde repasaron grandes clásicos, desde "Mi novia se cayó en un pozo ciego" y "El Aguijón", pasando por "Manuel Santillán, el león", "Carnaval toda la vida", "Carmela", "Mal Bicho" y "Matador" que dieron fin a la primer parte del show con varios puntos para destacar: por un lado Astor Cinciarulo tocó la batería (en el escenario habían 2 bateristas) y por el momento tocó también el bajo junto a su padre, alternándose con su hermano Jay en la guitarra y Florian, el hijo de Vicentico, quien también acompañó con guitarras rítmicas.

Vicentico bromeó con el público, jugó con las divisiones de las vallas en "Calaveras y Diablitos", y hasta le dijo "chanchito" a Flavio, la buena onda se notaba en el escenario, transmitían mucho más que música, el fin solidario también se hizo sentir y mucho.

El recital tuvo una segunda parte que inició con una excelente versión de "Basta de llamarme así" en la cual Vicentico tocó la guitarra acompañado sólo por el bajo de Flavio, seguido por "V Centenario", "Siguiendo la luna", "Vasos Vacíos" y terminaron con "El Satánico Doctor Cadillac", donde Vicentico sorprendió tocando la batería; allí los Fabulosos se despidieron de su público, aunque había lugar para más: Flavio volvió al escenario con su bajo tocando el himno nacional, emocionando al público y demostrando, una vez más, por qué es uno de los mejores bajistas del país.

Los Fabulosos Cadillacs, Visión y Cállate Mark dieron un recital único, dos generaciones unidas por la misma pasión: la música, y por supuesto, por un fin noble como es la solidaridad, y cuando el rock es solidario, nada puede salir mal.

Raúl Grinberg  (Especial para Tupaladar)

Foto: Dennis Lozano

Más en esta categoría: « La revolución sintetizada

Log in or create an account