GK Game - шаблон joomla Joomla

Charrúas en llamas

Valora este artículo
(1 Voto)

No Te Va Gustar no parece responder al lugar común que dice que los uruguayos son personas tranquilas. No solo están de gira constante, si no que su ritmo de entrega de nuevo material de estudio es bastante firme para lo que se estila actualmente. Esta novena entrega discográfica llega después del periodo más sólido de la banda en cuanto a su formación, ya que no sufrió ningún cambio de integrantes en los últimos cinco años. Sin dudas se trata de una señal de estabilidad, aunque también puede marcar un aburguesamiento en el sonido.

Mientras que sus compatriotas de La Vela Puerca parecen optar por el perfil bajo, el combo liderado por Emiliano Brancciari ha logrado una cantidad de seguidores importante en Argentina. Debido a esto "Suenan las alarmas" es un disco altamente anticipado, con dos cortes promocionales sonando con frecuencia en las radios desde hace meses a pesar que el proceso de grabación aún no terminaba. El resultado es algo más rockero que sus discos anteriores, como queda manifiesto en la apertura de "Y el mundo me comió a mi", con un riff machacón al que pronto se agregan vientos jazzeros.

El proceso de crecer y apartarse de los mandatos paternos es lo que describe "Quería ser como él", el costado más cancionero de la banda, ese que le ayudó a llegar a la masividad. El tono cambia con "Autodestructivo", que a pesar de su nombre es un tema de amor con aires a Calamaro (incluidas las rimas fáciles). Pero los chicos intentan no olvidar sus orígenes contestatarios, entregando algunas canciones de denuncia como la electro-bailable "Guante blanco", alegato contra la corrupción. El rock vuelve con el buen groove de "Para cuando yo me muera" y "Pégame más fuerte", este último con la participación de Herbert Vianna de Paralamas do Sucesso. Por otro lado los aires mariachis de "Los villanos", de melodía contagiosa y buenos bronces, redondean otro hit potencial.

Pero es probable que "Prendido fuego" sea la canción más perfecta del álbum. Comenzando como una balada intimista, el tema va creciendo hasta estallar en un estribillo épico y optimista, quedándose en la cabeza de quien lo escucha para siempre. De lo mejor, junto al reagge "Desde que era un pibe". El final entrega su momento más acústico y melancólico en "No deja de sonar", una faceta que los uruguayos no suelen explorar mucho.

Además de Brancciari la numerosa agrupación se completa con Pablo Coniberti (guitarra), Francisco Nasser (teclados), Diego Bartaburu (batería), Guzmán Silveira (bajo), Gonzalo Castéz (percusión) y los vientos de Mauricio Ortíz, Denis Ramos y Martín Gil. Grabado entre Montevideo, Buenos Aires y Nueva York "Suenan las alarmas" es obra de una banda consolidada, a la que las canciones parecen brotarle sin esfuerzo. Dicho esto, solo queda entregarse a una serie de temas que sonaran en radios y reuniones de un número siempre creciente de países latinoamericanos. Un premio a la constancia lo de estos muchachos qie llevan más de 20 años en la ruta.

Medios

Más en esta categoría: « Roger vs. Donald Éxito motorizado »

Log in or create an account