GK Game - шаблон joomla Joomla

Reinventando canciones

Valora este artículo
(0 votos)

Una faceta admirable de la cultura rock es que le otorga una validez central al hecho de que sus intérpretes ofrezcan material original. Mientras otros géneros de la música popular, como el tango o el folklore, tienen repertorios que se nutren de infinitas versiones de clásicos o standars de tiempos pasados, el rock y el pop miran con desconfianza a los músicos que incluyen versiones de temas ajenos con demasiada frecuencia.

Esta introducción ya fue ensayada cuando ofrecimos un primer listado de covers en el artículo "Copiando con estilo": http://tupaladar.com.ar/index.php/component/k2/item/589-copiando-con-estilo. Como el público se renueva insistimos con una nueva selección de versiones que superaron en popularidad e incluso calidad a la grabación original.

Proud Mary (Ike & Tina Turner): Cuando la película "What's Love Have to do With It" ventiló la pesadilla por la que pasó la joven Tina durante su alianza matrimonial y musical con Ike Turner muchos admiraron aún más su exitosa reinvención ochentosa. Pero lo cierto es que durante los 60' y 70' el dúo logró poner a la música negra en un lugar de prestigio, gracias a una mezcla de ambición e incendiarias presentaciones en vivo. Una de sus obras cumbres fue su versión del "Proud Mary" de Credence Clearwater Revival, un country rock al que le dieron nueva vida con un gran crescendo coral y una explosión de vientos que es toda una lección de soul hiper-energético. La señora Turner se encargó de transformar la canción en un himno de sus recitales, abandonando incluso su retiro en Suiza para interpretarla en los Grammys 2008 junto a Beyoncé.

You Really Got me (Van Halen): El disco debut de esta banda californiana apareció justo a tiempo, cuando la sagrada trinidad que originó el heavy metal – Led Zeppelin, Deep Purple y Black Sabath - comenzaba a dar pasos en falso, mientras el hard rock de Aerosmith perdía fuerza debido a las adicciones de sus integrantes. El cuarteto tenía todo para ganar dentro del rock duro: un guitarrista creativo y técnicamente impecable, un cantante sexy y fanfarrón, más una base rítmica ajustadísima. Con seguridad se arrojaron sobre el clásico de The Kinks para darle, gracias a los gemidos insinuantes de David Lee Roth y al solo perfecto de Eddie Van Halen, toda una nueva dimensión erótica y exhibicionista que marcaría al metal de la década siguiente.

Tainted Love (Soft Cell): Uno de esos casos en los que el cover es mucho más conocido que el original. Gloria Jones era una cantante afro-americana de mediano éxito en EE.UU. cuando aprovechó su tiempo en el estudio para grabar varias canciones entre 1964 y 1966. Siendo aún joven conoció a Marc Bolan, líder de T. Rex, mientras formaba parte de una compañía teatral. Al iniciar una relación con el músico se trasladó a Inglaterra, donde mantuvo un perfil bajo. En ese país, años más tarde, los miembros de Soft Cell escucharon por primera vez "Tainted Love" (uno de aquellos temas que Jones había grabado en los 60's) en una discoteca, decidiendo adaptarlo a su estilo para lanzarlo como simple en 1981. El éxito fue inmediato y hoy la frase que repite el teclado a lo largo de la canción es uno de los sonidos más definitivos del synth-pop de los 80's. Mención de honor para la versión que luego realizó Marylin Mason, respetuosamente trash.

You Can Leave Your Hat On (Joe Cocker): Si "Puedes dejarte el sonido puesto" suena cada vez que alguien se desviste sensualmente es culpa de que la versión de Joe Cocker, mucho más producida y rica en vientos que la original, fue incluida en el film "Nueve semanas y media". Esto le permitió al inglés volver a los rankings en 1986, cuando nadie sabía quién era Randy Newman, el compositor que la había grabado a principios de la década anterior. Newman era un artista irónico e inclasificable, respetado por los críticos pero poco conocido por el gran público, a pesar que muchas de sus creaciones fueron interpretadas por artistas tan diversos como Nina Simone y Tom Jones. Su suerte cambió gracias al cine, ya que a partir de los 90's se transformó en un requerido autor de música para películas, sobre todo por los estudios Disney. De esta manera el individuo que escribió la canción para striptease más conocida de la historia también le dio vida a los entrañables temas de "Toy Story" y "Monster Inc."

The Passanger (Siousxie and the Banshees): Movida arriesgada la de realizar un álbum solo compuesto por covers, sobre todo si ya se tiene un prestigio ganado. De todas maneras gente como David Bowie, John Lennon, Duran Duran, Rage Against the Machine y Cat Power han hacho la apuesta, muchas veces con el noble objetivo de homenajear a aquellos que los inspiraron de jóvenes. Cuando los góticos liderados por Siouxie Sioux lanzaron "Through the Looking Glass" en 1987 sorprendieron por el giro original que supieron darle a las versiones, provocando alabanzas incluso de parte de los intérpretes originales. De hecho Iggy Pop saludó lo que los Banshees hicieron con "The Passanger" como una mejora con respecto al original. Las radios coincidieron con las apreciaciones de la iguana de Detroit, dándole amplia difusión al cover.

Me siento mucho mejor (Charly García): Quienes son asiduos a los recitales de Charly saben que desde siempre el músico suele incluir versiones de canciones ajenas en el setlist, con marcada preferencia por piezas de los años 60's. Habiendo declarado en numerosas entrevistas su fanatismos por la banda de folk-rock The Byrds nadie se sorprendió cuando incluyó una versión de "I Feel a Whota Love Better" en su álbum "Filosofía barata y zapatos de goma" de 1990. El músico del bigote bicolor logró hacer una traducción certera al español de la letra original, respetando la melodía adherente del viejo tema con un buen gancho pop. Una experiencia que García no logró repetir en otras adaptaciones de material ajeno que realizó más adelante.

mark-ronson-amy-winehouse-617-409

Faith (Limp Bizkit): Durante fines de los 90's y comienzos de este siglo se hizo habitual la práctica de grabar versiones más o menos irónicas de clásicos pop por parte de grupos alternativos. Ahí están para testimoniarlo "Blue Monday (New Order) por Orgy, "Smooth Criminal" (Michael Jackson) por Alien Ant Farm, "Word Up!" (Cameo) por Korn e "It's My Life" (Talk Talk) por No Doubt. De aquella etapa se destaca la aproximación rockera que Limp Bizkit hizo con el hit "Faith" del recientemente fallecido George Michael. El vago aire evangélico del tema original cobró un giro de furia con los gritos de Fred Durst durante el estribillo, lo que logró poner a su banda, y al Nü Metal en general, en el mapa musical del cambio de milenio.

Valerie (Mark Ronson & Amy Winehouse): Luego de la muerte de Amy Winehouse la revista Rolling Stone dijo que esta versión era lo mejor que había hecho la cantante británica luego de su aclamado álbum "Black to Black". Lo cierto es que, con la producción siempre inteligente de Ronson (el hombre detrás de muchos de los éxitos de la última década), el tema abandonó el sonido pop-rock con la que el grupo de Liverpool The Zutons la grabó por primera vez, para transformarse en un acelerado pero elegante caramelo soul. Entre trompetas y cuerdas la voz de Amy nunca sonó tan libre.

Algún día ofreceremos un listado de reinterpretaciones mediocres, solo para incluir lo que hizo Britney Spears con "I Love Rock n´Roll". Que en realidad es un cover de un cover, ya que la canción de 1981 que todos amamos en la voz Joan Jett es un tema original de una olvidada banda llamada The Arrows. Gente que probablemente aún cobra royalties por algo que escribió hace 40 años sin que nadie se entere. Misterios del mundo de la música.

Medios

Log in or create an account