GK Game - шаблон joomla Joomla

Cuentos para el verano

Valora este artículo
(0 votos)

Empieza el verano quienes sufren el calor comienzan a militar su fanatismo por el aire acondicionado. Sin embargo esta es la estación ideal para ponerse al día con sus lecturas atrasadas, retomando aquel libro olvidado en el medio de la rutina laboral del año. Otros, algo más haraganes, se sienten demasiado intimidados como para empezar una novela que no saben si van a terminar. Para ellos existe el vasto mundo de la narrativa breve.

Los cuentos son un género literario muchas veces soslayado. La novela siempre tuvo más prestigio, siendo sus cultores los que suelen llevarse los grandes premios y el prestigio con mayor facilidad. Pero la brevedad del cuento da pelea y puede tentar a aquellos que no tienen tan arraigado el hábito de la lectura. A continuación recomendamos algunas colecciones de relatos para hacer el calor más llevadero y reencontrase con el siempre fascinante mundo del libro.

El triunfo de la brevedad: En esta época en la que las redes sociales fomentan la inmediatez y se vuelve necesario decir mucho en pocas palabras no es casual que los microrrelatos vuelvan a ser cultivados por nuevas generaciones de autores. Dentro de esta forma narrativa se destacan dos nombres influyentes que la cultivaron con brillantez. Uno es el de Luisa Valenzuela, talentosa ensayista, novelista y periodista que en la antología "Brevs" – que recopila sus mini cuentos editados a lo largo de tres décadas – asombra con su inventiva en cada página. La otra figura legendaria es la del guatemalteco Augusto Monterroso, cuya obra creó una lógica barroca y tropical de enorme influencia posterior. Todo esto en unos pocos renglones.

El señor Allen cuenta cuentos: Figura prolífica y polémica del Séptimo Arte, antes de dedicarse al cine Woody Allen se destacó como escritor y cómico stand-up, volcando su personal visión del mundo en varios libros imperdibles. Todos ellos fueron agrupados por Editorial Tusquets bajo el nombre de "Cuentos sin plumas", volumen que conjuntamente con "Pura anarquía", su retorno a las letras luego de un paréntesis de muchos años, son un prodigio de originalidad y concentración dramática. Y no hace falta ser fanático de su carrera cinematográfica para disfrutarlos.

Argentinos clásicos y modernos: Este calificativo puede aplicárseles a Rodolfo Enrique Fogwill y Hebe Uhart, autores centrales de las letras argentinas durante décadas que se consagraron en los últimos años gracias a la edición de sus "Cuentos completos" en editorial Alfaguara. A pesar que se profesaban mutua admiración, representan búsquedas estéticas muy distintas. Fogwill fue un eterno polemista cuya agudeza para tomarse en solfa ciertas conductas ya estaba presente en el fundacional relato "Muchacha punk". Por el contrario, el perfil bajo de Uhart oculta una gran capacidad para rastrear lo humano en personajes que casi siempre están viajando o participando de empresas ridículas. Ambos logran una prosa de gran poder hipnótico sobre el lector.

Un toque de ironía femenina: Los libros 'para mujeres' suelen ser presa de justificados prejuicios. Algunos editores están convencidos que el universo femenino gira en torno a la búsqueda de un hombre para formar una familia y de ir al shopping como una descarga catártica frente a la rutina. Por suerte no todo es así y la editorial Sudamericana lanzó hace unos años varias colecciones de relatos de autoras que rompen con estos estereotipos. Estos volúmenes de las estadounidenses Flannery O´connor y Dorothy Parker, así como el de la neozelandesa Katherine Mansfield, nos hacen descubrir tres formas muy ricas de ver el mundo que reflejan la evolución de las plumas femeninas durante el siglo XX.

Anticipando el futuro: Los rusos no solo escribieron influyentes y colosales historias durante la época zarista. En la estepa soviética también vino al mundo Isaac Asimov, una de las personalidades más complejas y prolíficas del siglo pasado. Tan vasta es su obra que muchos sospecharon que había toda una organización escribiendo oculta detrás de su nombre. Aunque se destacó como investigador y ensayista, son sus incursiones dentro de la ciencia ficción las que lograron mayor popularidad. Cualquiera de los tres volúmenes de sus "Cuentos completos" nos introduce en un mundo único, con sus propias leyes y personajes, que ha dejado una marca indeleble en todos los autores de literatura fantástica contemporánea.

Lit-Fantastica

Prohibido para menores: El inglés Roald Dahl es una institución dentro de la literatura infanto-juvenil. Títulos como "Matilda", "Charlie y fábrica de chocolate" o "Las brujas" son clásicos que llevan dascinando a varias generaciones. Pero Dahl también escribió muchos relatos para adultos que desbordan absurdo e inteligencia con un irresistible tono very british. La prestigiosa editorial Anagrama ha editado sus colecciones de relatos "El gran cambiazo" (o el costado oscuro de una fantasía swinger) e "Historias extraordinarias", muy recomendables para los amantes del humor ácido y extravagante. Solo hay que acostumbrarse a esa traducción castiza en la que abundan palabras como chaval, tío y capullo.

Sabiduría oriental: El oriente que aquí rescatamos no comprende China, Corea y Japón, si no a ese pequeño y extraño país que se encuentra cruzando el Río de la Plata. Uruguay tiene una tradición literaria envidiable que goza de buena salud, con una variedad de autores que constantemente crece y se renueva. Dentro de los clásicos Juan Carlos Onetti y su extraordinaria capacidad para crear relatos que mezclan lo real y lo fantástico. Pero la gran reedición charrúa de los últimos tiempos es el redescubrimiento de Felisberto Hernández, un pianista melancólico que recorría el país dando pequeños conciertos mientras escribía insólitos cuentos que pasaron desapercibidos en su momento. El extrañamiento que logran cuentos como "Nadie encendía las lámparas", "Muebles El Canario" y "El corazón verde" no se parece a nada conocido.

El libro que contiene a todos los libros: En la década del 50' Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo lanzaron su "Antología de la Literatura Fantástica", la más completa colección de relatos de este género. Julio Cortázar, Agutakawa, Macedonio Fernández, Rudyard Kipling o H.G. Welles son algunos de los autores recopilados en este volumen que es la solución para aquellos que aún no encuentran un libro que los atrape. Una puerta de entrada siempre para descubrir mundos literarios que se puede conseguir en librería de usados o en alguna de sus constantes reediciones.

Las sugerencias de lectura para el verano siempre son bienvenidas. Una época extraña del año, en la que uno puede contemplar un paisaje serrano o caminar en una playa mientras se deja llevar por la magia de la literatura. Un zapping cerebral y placentero que todos debemos permitirnos.

Log in or create an account