GK Game - шаблон joomla Joomla

Peleando el ascenso

Valora este artículo
(0 votos)

Empecemos siendo obvios: la venta de discos hoy no es el ingreso central de ningún músico. Mientras que hasta los años 90' era casi obligatorio que los artistas entregaran nuevo material cada año hoy hay que esperar bastante tiempo para escuchar novedades de nuestras estrellas favoritas. Las giras, los festivales y las alianzas con sponsors de todo tipo son lo que lleva dinero a los bolsillos, por lo que los tiempos de presentación de nuevas canciones se estiraron considerablemente. Franz Ferdinand no es la excepción a la regla, ya que cinco años pasaron desde la aparición de su último álbum.

Desde octubre del año pasado "Always Ascending", tema que le da nombre al nuevo disco, suena como un adelanto promocional, equilibrando la inevitable influencia de David Bowie con esas frases finales bien machacadoras que la banda escocesa maneja a la perfección. Ahora que el trabajo se conoce en su totalidad queda claro que los muchachos de Glasgow buscan reflejar el cambio de formación en su música. La partida (aparentemente momentánea) del guitarrista Nick McCarthy para dedicarse a su familia y a otros proyectos musicales empujó a la banda a incorporar dos nuevos miembros. Esto provoca un cambio de sonido en ciertos pasajes, más cercanos al synth-pop que al rock bailable característico.

Sin embargo el bajo galopante de "Lazy boy", acompañado con un teclado juguetón y un riff a tono, nos acerca al sonido de sus primeros discos. Por otro lado hay algo de soul en "Paper Cages", pop electrónico en "Lois Laine" y funk, con saxo incluido, en "Feel the Love Go". Pero también encuentran tiempo para ponerse tiernos en "Slow Don´t Kill Me Slow", la muy británica balada que cierra el álbum. En varios momentos las guitarras están distorsionadas al punto que no se distinguen de los sintetizadores, una elección que probablemente no hará sonreír a los fans más tradicionales.

Pero más allá de lo musical, un factor fuerte en la identidad de Franz Ferdinand es el carácter satírico de sus letras, en las que parecen no tomarse muy en serio a sí mismos. Allí está "Academy Award" para demostrar esa inteligencia punzante que los aleja de la impostada 'sensibilidad' de otro artistas indies, mientras Alex Kapranos canta "Somos protagonistas en la película de nuestras vidas y el Oscar de la diversión lo ganaste vos". El estupendo video de "Feel The Love Go", con una estética de sitcom televisiva barata, es también una prueba del temperamento humorístico de estos cuarentones cool.

"Right Thoughs, Right Words, Right Action", el trabajo anterior del conjunto, había supuesto un suculento banquete de canciones que daba en el blanco del gusto popular. Este nuevo intento de Kapranos, Bob Hardy, Paul Thompson y los recién llegados Julien Corrie y Dino Bardot suena algo inconsistente. Cambiar siempre es positivo, aunque implique abandonar los caminos estilísticos conocidos y arriesgarse a defraudar a los viejos seguidores. Y en un disco llamado "siempre ascendiendo" ese riesgo se multiplica.

Medios

Log in or create an account