GK Game - шаблон joomla Joomla

Con el rock en la piel

Valora este artículo
(1 Voto)

La historia del rock tuvo sus raíces en músicos negros, sus principales influencias fueron Robert Johnson más conocido como el "Rey del Delta Blues", que grabó 29 canciones entre 1936 y 1937 entre las que se podían destacar "Love in vain" y "Walking blues". Johnson tuvo una misteriosa muerte nada más ni nada menos que a los 27 años, pero nunca fue incluido en el famoso "Club de los 27" utilizado hasta el hartazgo por la industria cultural.

En 1944 una mujer afroamericana, guitarrista, proveniente del góspel graba una canción que podría ser considerada la primera de rock de la historia "Strange Things Happening Every Day", incluso muchos la denominan la madre del rock. Ella tocaba la guitarra e intimidaba a cualquier guitarrista hombre, su nombre era Sister Rosetta Tharp y abrió las puertas a toda una movida contracultural que llegó en los 60´s con cantantes femeninas como Janis Joplin, Grace Slick, Mariska Veres, Patti Smith y por supuesto Tina Turner como la referente indiscutible del rock negro con más de 50 años en la música y una vigencia que llega hasta nuestros días. El reconocimiento a Rosetta recién le llegó este año, 2018, al ser incluida en el Rock & Roll Hall Of Fame a 45 años de su fallecimiento.

Años más tarde, Fats Dominó combinó Blues, Walking Blues, Country y complementando la tarea iniciada por Rosetta, sentó las bases del Rock And Roll con su canción "The Fat Man" de 1949. En la década del 50 el Rock and Roll comenzó a tener gran aceptación entre los jóvenes estadounidenses y a ser observado con buenos ojos por parte de los ingleses, corría el año 1957 y entre tantos rock and rolles hubo uno que brilló y provocó un cambio en la forma de escuchar, tocar, bailar y vivir el rock, ese cambió fue con Chuck Berry y su gran canción Jonny B Good que de hecho es considerado para muchos como la primer canción de rock de la historia.

A fines de los años 50´s y principios de los 60´s las cosas cambiarían, Estados Unidos encontró a una nueva figura donde posar sus ojos, Elvis Presley quien pasaría a ser denominado por la industria musical como el rey del Rock y la sociedad en general comenzó a creer en que la nueva estrella blanca, joven y americana fuera el creador del rock, tirando por la borda todo lo construido previamente por la cultura afroamericana. La llegada de The Beatles empeoraría aún más el panorama: los negros quedarían encasillados en determinados estilos musicales que pasarían a ser su "especialidad": Jazz, Blues, Funk, Soul y R&B.

Aun así, los "rivales" de The Beatles, The Rolling Stones, manifestaban abiertamente ser una banda más ligada al blues e influenciados por artistas negros, tan es así que Mick Jagger décadas más tarde fue quien produjo el primer material de la banda Living Colour y además su más reciente álbum "Blue & Lonesome" es un homenaje de los Rolling a toda esa música que escucharon desde chicos.

Terminando la década mencionada aparecería el mejor guitarrista de todos los tiempos: Jimi Hendrix, negro y con una actitud y calidad musical imponente que logró volver a situar en su lugar a la música negra, parecía que todo iba encaminado a que no existieran diferencias de piel en el rock ni géneros predefinidos para tal o cual raza humana, sino simplemente tomar la música como un lenguaje universal alejado de la xenofobia y el racismo. Pero la repentina muerte a los 27 años de Hendrix volvió a acentuar las diferencias.

En los 70´s ya la escena musical del rock pasó a ser exclusivamente de los blancos, los negros pasaron a ser, para los ojos de una sociedad y una industria que se ocupó de reforzar el estereotipo, grandes bailarines y cantantes de soul, blues y R & B y si querían alcanzar la fama y la popularidad debían manejarse en esos parámetros musicales, nada de tocar rock, eso ya no era para ellos. Michael Jackson, el rey del pop y surgido del funk y disco de los 70´s siempre fue un gran admirador del rock y hasta incluyó grandes guitarristas en sus canciones, como Slash o Eddie Van Halen.

Fueron varias las bandas afroamericanas con gran calidad musical que quisieron entrar al mercado del rock pero que, como única respuesta, recibieron la marginación del mismo. Varios son los ejemplos que se pueden dar: uno de ellos fue Death, banda de punk que pasó a ser una especie de grupo de culto dado que al no recibir la más mínima difusión de su material discográfico quedaron en el olvido, hasta hace unos años donde fueron redescubiertos gracias a internet y relanzados sus discos. Otro caso fue Black Death, la primera banda afroamericana de Metal que soñaba con continuar el legado que había dejado Jimi Hendrix, pero nuevamente la industria discográfica les dio la espalda, siendo su primer disco, editado también en casette transformándose en material de colección.

Dos bandas en particular alcanzaron algún reconocimiento en el ambiente del rock: Living Colour y en menor medida, Fishbone quienes fusionaron en un mismo álbum llamado "Give a Monkey a Brain and He'll Swear He's the Center of the Universe" Funk, Punk, Ska, Rock, Reggae, R & B de una manera magistral, para muchos fueron los Red Hot Chili Peppers negros. La comparación no suele ser agradable cuando se trata de darle entidad a una banda, pero en este caso fue lo que los ayudó en una especie también de retroalimentación, dado que Red Hot fue la primera banda de rock blanco surgida a mediado de los 80´s en incluir funk principalmente que parecía ser territorio específico de la música negra. El caso de Living Colour fue distinto, si bien nunca llegaron a ser súper estrellas de rock, siempre fueron reconocidos y respetados en el ambiente, hoy siguen tocando juntos y realizando giras por todo el mundo.

En los 90´s emerge la figura de Lenny Kravitz para comenzar a romper con esas divisiones étnico musicales que rodearon la industria musical y quien mejor que él para volver a acercar al rock al lugar de dónde nunca debería haber salido: su padre, Sy Kravitz era un judío ucraniano, productor y amante del jazz, su madre se llamaba Roxie Roker y fue una actriz estadounidense nacida en Bahamas, el casamiento de sus padres fue el primer matrimonio interracial televisado en los Estados Unidos. Con ese antecedente familiar, Lenny logró imponerse en el mercado musical sin sentirse en la obligación de encasillarse en determinado estilo musical, más allá de eso, afortunadamente la sociedad y los avances tecnológicos fueron corriendo los límites impuestos a la música negra.

El surgimiento del Rap y el Hip Hop como forma de manifestación frente al racismo fueron fundamentales también para alzar la voz de la cultura afroamericana e ir reclamando su lugar que irían recuperando lentamente, pero la respuesta de la industria discográfica fue la imposición de la figura de Eminem "El primer rapero blanco" automáticamente la sociedad de masas viró la mirada al "blanco que hacía música de negros", nuevamente la segregación racial se hacía eco.

El siglo XXI llega con el desarrollo de internet, con la pérdida de poder de las discográficas, el acceso ilimitado a música de todo el mundo, youtube, spotify hacen que las nuevas generaciones sean totalmente despojadas de prejuicios musicales, muchas bandas lo entendieron así también, un ejemplo de ellas es Alice in Chains quien hoy cuenta con un excelente músico afroamericano en guitarra y voz: William DuVall y bandas nuevas como por ejemplo Alabama Shakes con la cantante Brittany Howard y una formación mestizada.

El rock nació negro, así quedó demostrado con la música de Sister Rosetta, Fats Dominó, Little Richard, Chuck Berry entre otros, ellos fueron los verdaderos padres del rock luego despojados de su creación, hoy estamos ante la inmejorable posibilidad de que los músicos afroamericanos recuperen su lugar, Jimi Hendrix fue aquel guitarrista que todos los músicos soñaron y sueñan ser ¿hace falta que digamos su color?.

Por Raúl Grimberg Engel

Medios

Log in or create an account