GK Game - шаблон joomla Joomla

Elementos filtrados por fecha: Jueves, 28 Junio 2018

Series modelo siglo XX

El fenómeno existe desde hace varios años y ocupa espacio miles de páginas web, redes sociales y artículos académicos. El fanatismo por las series parece poner en jaque al cine, mientras que las productoras intentan ajustarse a las nuevas formas de consumo digital como pueden. Gracias a actores de primera línea, una estética cinematográfica y guiones de alta complejidad las ficciones seriadas terminaron fascinando a todo el mundo, quienes no paran de discutir cada capítulo apasionadamente. Los nuevos programas abandonaron los viejos modos televisivos para volverse más ambiciosos y complejos.

Quizás el primer quiebre se produjo con "Los Sopranos", la serie de HBO que durante el cambio de siglo buscó diferenciarse del resto, mezclando sabiamente humor negro e intriga policiaca con un espíritu trágico casi shakesperiano. A partir de allí se sucedieron las producciones notables: "Lost", "Mad Men", "The Walking Dead", "Breaking Bad", "Game of Thrones", "Stranger Things" y muchas más. Mientras el cine apuesta a trucos espectaculares para llevar público a las salas, la inteligencia y la originalidad no dejan de sorprender desde la pantalla chica. Desarrollamos estos temas en nuestro artículo "La vida en capítulos": http://tupaladar.com.ar/index.php/component/k2/item/634-la-vida-en-capitulos

Sin embargo, al adentrarnos en el vastísimo mundo de la televisión de antaño - y más allá de aquellos clásicos a los que uno les tiene un cariño personal - es posible encontrar muchos ejemplos de programas que se distinguieron de los estándares de su época. Muchos de ellos siguen teniendo una fuerte influencia sobre las producciones actuales. A continuación un listado de algunas series de culto que, con sus estilos innovadores y contenidos audaces, hicieron la diferencia en el siglo XX.

La Dimensión Desconocida (1959 / 1964): Cuando la televisión aún era una novedad Rod Serling, un joven guionista proveniente de la radio, se peleaba con los ejecutivos de televisión tratando de imponer sus particulares ideas. Frustrado ante las negativas, decidió crear un show propio en el que pudiera actuar con libertad, con historias fantásticas de final impredecible que se volvieron su marca de fábrica. Una infinidad de directores y actores dieron sus primeros pasos en "The Twilight Zone", cuyos capítulos aún sorprenden por su audacia formal y temática. Las palabras que Serling leía en off al comienzo de cada entrega ya son parte del inconsciente colectivo: "Estamos entrando en un mundo distinto de sueños e ideas. Estamos entrando en la dimensión desconocida".

El prisionero (1967 / 1968): En un capítulo de Los Simpsons, luego de que Homero siembra rumores falsos en internet, la familia aparece en una extraña isla en la que se les asigna un número a modo de nombre y son constantemente drogados de insólitas maneras. Se trata de un homenaje a "El prisionero", la serie que mejor captó el espíritu de los 60's. Como si James Bond hubiera sucumbido a los efectos del LSD, el cautivo "N°6" busca escapar de La Villa en la que está preso, mientras intenta descubrir por qué fue apresado y quién es el "N°1" que digita todo el misterio. Una obra maestra de la psicodelia televisiva.

Monty Python's Flying Circus (1969 / 1974): En América Latina los Monty Python fueron conocidos principalmente por su faceta cinematográfica antes que por su etapa televisiva. Sin embargo quienes tuvieron acceso a su programa gracias a los videocasetes que clandestinamente entraban al continente pudieron asombrase ante el absurdo de sketchs como "The Spanish Inquisition", "Ministry of Silly Walks"o "Dead Parrot" (hoy todos pueden verse en internet), todo ello sazonado con las innovadoras animaciones de Terry Gilliam. El mundo de la comedia nunca volvió a ser el mismo.

Sledge Hammer (1986 / 1988): Quienes creen que la incorrección política es un invento de este siglo se olvidan del insano humor que manejaba "Martillo Hammer". Misógino, fascista, sádico, fanático de las armas y siempre envuelto en discusiones con el Capitán Trunk, el maniático inspector personificado por David Rasche dejó una huella indeleble entre quienes siguieron sus peripecias. Con los numerosos tiroteos que se dieron en muchas escuelas estadounidenses hoy sería imposible hacer un programa cuya presentación eran varias tomas casi sensuales de una Magnum 44. Pero confiábamos en él; sabía exactamente lo que hacía.

Sledge

Max Headroom (1987 / 1988): Siempre que se habla del movimiento cyberpunk se citan sus raíces en la literatura de ciencia ficción y los filmes importantes que moldearon su estética. Sin embargo pocos recuerdan este programa que introdujo a la opinión pública varios temas de avanzada: los medios como forma de control social, los movimientos anónimos anti-sistema y la posibilidad de tener un alter-ego virtual; que aquí es el personaje que da nombre a la serie. Con una gran influencia de películas como "Mad Max" y "Bladerunner", esta serie marcó una forma novedosa de mostrar el futuro cercano. Una gema que merece ser redescubierta.

Twin Peaks (1990 / 1991): El cerebro retorcido de David Lynch mezcló elementos de varios géneros – particularmente el registro actoral de las telenovelas y el suspenso de una investigación policial – para crear una miniserie alucinante que no se parece a ninguna otra. Es cierto que la segunda temporada decayó un poco, pero sin lugar a dudas sus 30 episodios ya forman parte de la cultura popular. Todos aún nos hacemos la misma pregunta: ¿Quién mató a Laura Palmer?

Parker Lewis can´t loose (1990 / 1993): Las series que transcurren en la high school suelen estar llenas de lugares comunes, además de resultarnos lejanas culturalmente. Sin embargo esta sitcom de principios de los 90' rompió esos prejuicios mediante un tono auto-paródico y un motón de recursos surrealistas. El protagonista - un galán de secundaria en eterno conflicto con su hermana y con la maquiavélica directora de la institución - hablaba a cámara, rompiendo así la cuarta pared. Además usaba un ritmo de edición con clara inspiración en la mejor MTV.

Toda lista es incompleta y sin duda quedan muchas series en el tintero. Pero estos ejemplos merecen ser recordados como intentos primitivos de introducir vanguardias y cambiar paradigmas dentro de un medio que suele ser bastante conservador. De lo contrario nuestro fanatismo serial hoy debería satisfacerse con malas imitaciones de MacGyver, muy lejos del próspero talento que nos sorprendió en los últimos años.

Suscribirse a este canal RSS

Log in or create an account