GK Game - шаблон joomla Joomla

URL del sitio web:

Otros estrenos en pantalla chica

Aunque muchos siguen usando la frase "no veo televisión" como sinónimo de rebeldía, lo cierto es que hoy esa sentencia está envejecida. Las generaciones sub 40 ya no tienen al televisor como un aparato central en sus vidas, optando por internet y los servicios de streaming para consumir producciones audiovisuales. Estos ocupan hoy un lugar principal como puntos de acceso al cine, lo que ha terminado limitando la cantidad de estrenos en las salas, que le dan prioridad a las superproducciones espectaculares que merecen verse en pantalla gigante. Sumado al notable aumento del precio de las entradas de cine, la gente empezó a elegir la comodidad de casa para ver la mayoría de las películas.

El llamado cine de autor o aquellos filmes periféricos en lo estético o ideológico llegan con cuentagotas a las grandes cadenas, encontrando una mejor difusión en la web y sus aledaños. Por eso, para aquellos que quieren distanciarse un poco de las interminables sagas de superhéroes, ofrecemos una serie de títulos que pueden pasar desapercibidos al repasar el año cinematográfico. Todos pueden ser encontrados en varios lugares de la web con distintos grados de legalidad, porque no hace falta respetar las reglas para darse el gusto de ver algo distinto.

The Square: Esta película se propone muchas cosas: satirizar el snobismo del mundo del arte contemporáneo, realizar un paralelo entre el ejercicio del poder y del sexo y poner en cuestión los prejuicios sociales de las clases altas con respecto a los menos favorecidos. Al realizador sueco Ruben Lostdun le importa bastante poco que lo llamen pretencioso y no duda en convocar a un elenco multinacional (Elizabeth Moss incluída) para un guión complejo, ocurrente e incómodo. El director del museo protagonista de esta historia zigzaguea constantemente entre la pedantería y la perplejidad cuando los sucesos que lo envuelven empiezan a salirse de control. Allí se suceden viñetas memorables que van desde la aparición inexplicable de un chimpancé en una habitación, la discusión alrededor de un preservativo usado y la performance con una actor "salvaje" que se sale de las manos. Un tour de force ambicioso que recompensa al final de sus casi 3 horas de duración.

Sorry to Bother You: El título "Perdón por molestarlo" alude a la frase común que los trabajadores de call-centers dicen cuando atendemos alguna de sus inoportunas llamadas. Y ese es el mundo en el que transcurre este film, debut para la pantalla del rapper Boots Riley que se llevó varios premios en el festival de Sundance 2018. Cassius Green es solo otro afro-americano más que necesita desesperadamente un empleo para ponerse al día con sus numerosas deudas, por lo que se siente aliviado al encontrar un modesto puesto como telemarketer. Su situación cambia al descubrir que si usa su "voz de blanco" en los llamados los clientes se rinden ante sus ofertas, gracias a lo que gana posiciones en su empresa. Pero de apoco irá descubriendo una trama conspirativa que lo enfrentará con sus compañeros de trabajo, su novia activista y los medios de comunicación. En aquello fragmentos en los que el film apuesta por el absurdo más delirante desconsertarán a algunos espectadores, pero esto no quita que se trata de una de las miradas más feroces sobre los conflictos raciales y el funcionamiento del capitalismo actual.

Dogman: El hombre-perro del título no es ningún superhéroe. Por el contrario Marcello es un tipo simplón que trabaja cuidando perros, juega al fútbol con sus amigos y se desvive por cumplir los sueños de su hija a pesar de estar separado. Viviendo en unos peligrosos suburbios de Roma, el único aspecto oscuro de su vida consiste en venderles esporádicamente droga a los maleantes de la zona para hacer una diferencia monetaria y así pagar los viajes exóticos que su hija desea. Esto lo llevará a hacerse cómplice de Simone, un muchacho pesado que lo envolverá cada vez más en sus actividades delictivas hasta apartarlo de sus amistades y empujarlo a un duro castigo legal. Marcello entonces tomará algunas decisiones brutales para poder salir del callejón sin salida en el que se encuentra. Tercera película de Matteo Garrone, director de "Gomorra".

Burning: Ya se dijo hasta el hartazgo que Corea del Sur tiene una de las industrias más estimulante de lo que va del siglo. Pero justo cuando muchos ya estaban por afirmar que esa vitalidad estaba decreciendo aparece esta mezcla de drama y misterio para fascinar a las audiencias del mundo. Estamos ante un estudio de caracteres, ese proceso de profundización cada vez menos frecuente en el cine actual. El servicial Jong-Su y la curiosa Hae-mi son amigos desde hace muchos años y nada parece interponerse entre ellos, hasta que aparece Ben (Steven Yeun, conocido por interpretar a Glen en "The Walking Dead"), un muchacho tan carismático como misterioso que ella conoció en un viaje. Nunca queda demasiado claro a qué se dedica Ben, lo que preocupa a Jong-su, quien realiza múltiples actividades detectivescas alrededor del nuevo visitante. En la cabeza del espectador no dejarán de tejerse hipótesis, ninguna de las cuales podrá anticipar el sorprendente final.

The-Favourite

The Tale: Esta es una película sobre un abuso, pero también es una película sobre los recuerdos. Eso que normalmente llamamos memoria en realidad es una máquina de editar caprichosa e impredecible. Así lo plantea la realizadora Jeniffer Fox al poner en escena esta audaz historia autobiográfica. Durante los primeros minutos todo parece ideal, pero la aparición de un cuento escrito durante la infancia replantea no solo el pasado, si no también el presente y la manera en la que la protagonista se relaciona con su omnipresente madre. Los flashbacks se suceden para guiarnos a los momentos más incómodos de la historia con una mezcla de firmeza y pudor. Nada de esto habría sido posible sin la estupenda performance de Laura Dern en el papel central, quien confirma que es una de las actrices menos aprovechadas del Hollywood contemporáneo.

The Favorite: Las películas históricas o de época responden a una serie de patrones que siempre les garantizan sendos premios en las ceremonias cinéfilas: el vestuario fastuoso, la escenografía deslumbrante, la fotografía detallista y las actuaciones teatrales pero sólidas son algunas de sus características. "The Favorite" cumple con todos estos requisitos, pero le añade un toque de locura impredecible gentileza del realizador griego Yorgos Lanthimos, quien se muestra cada vez más sólido trabajando con estrellas en películas importantes. Y aquí el trío femenino protagónico compuesto por Olivia Colman, Rachel Weisz y Emma Stone se saca chispas en sus respectivos papeles de la reina decadente, la confidente que gobierna tras las sombras y la ambiciosa recién llegada dispuesta a todo por recuperar su prestigio perdido. El resultado recuerda a los excesivos dramas históricos que Kent Russell dirigió en los 70', capaces de balancear escándalo con elegancia. A la vez se trata de la producción más "normal" de Lathimos, por lo cual es una buena puerta de entrada a su obra personalísima e inclasificable.

Así como al llegar el verano muchos desempolvan aquellos libros que vienen postergando por falta de tiempo, este listado es una opción para quienes quieren tener una idea más acabada del cine del periodo 2017-2018. Sin efectos especiales ni refritos de personajes ya conocidos, muchos creadores buscan estimular, incomodar y entretener a fuerza de audacia e ideas. A zambullirse sin miedo.

  • Publicado en Cine/TV

Ni pasado, ni pisado

Uno de los capítulos más recordados de Los Simpsons es aquel en el que Lisa Simpson descubre la verdad sobre Jeremías Springfield, el fundador de la ciudad. Justo cuando está a punto de revelarle a toda la población la cruel realidad sobre su admirado prócer, quien era un despiadado criminal sin moral alguna, la hermana mayor de la familia decide no hacerlo. No se siente capaz de romperle el corazón a toda la gente que encontró en Springfield un símbolo de inspiración a lo largo de los años. De una manera muy simple el programa planteaba el dilema que subyace detrás de la búsqueda de la verdad histórica.

La Historia es una de las disciplinas más complejas por lo esquivo de su objeto de estudio. El acceso a las fuentes constituye un paso ineludible para todo historiador que quiere hacer su trabajo, actividad que lo empujan a apoyarse en disciplinas como la arqueología, la archivística, la antropología y el periodismo. Cualquiera sea la forma de investigación elegida por el especialista siempre debe tener presente que el contexto en el que ocurrió el tópico de interés y la coyuntura socio-política del documento o la persona que lo registra influiyen mucho sobre la solidez del resultado final. Incluso hoy, cuando las formas de captar los hechos se multiplicaron enormemente creando la sensación de que existe un acceso fácil a los sucesos recientes, el problema de lo dificultoso que es llegar a la verdad histórica está más vigente que nunca.

El griego Heródoto es considerado el padre de la historiografía en Occidente por ser el primero que de manera razonada buscó dejar un trabajo sólido sobre un hecho concreto, en su caso las Guerras Médicas entre griegos y persas. Su influyente obra Los nueve libros de Historia comienza con la frase "Heródoto de Halicarnaso presenta aquí los resultados de su investigación para que el tiempo no abata el recuerdo de las acciones humanas y que las grandes empresas acometidas, ya sea por los griegos, ya por los bárbaros, no caigan en olvido; da también razón del conflicto que enfrentó a estos dos pueblos". Sin embargo este trabajo fundacional fue muy criticado por muchos expertos de distintas épocas, tanto por la inclusión de anécdotas de raíz legendaria como por apartarse con frecuencia del tema central de su investigación. Tucídedes, un colega contemporáneo nacido en Atenas, no dudó en afirmar que el libro contenía historias inventadas solo con el fin de entretener. Esta clase de polémicas se repetirán numerosas veces a lo largo de los siglos.

El carácter ambiguo de los hechos históricos parece una realidad con la que hay amigarse. En el libro Genealogía de la Historia un grupo de profesores españoles concluye que "Pensar la Historia significa ser consciente de que existe una realidad histórica a la que pertenecemos, de la que dependemos, y a la que únicamente podremos parcialmente aprehender. Significa renunciar a la omnipotencia del pensamiento y dejar de creer que con él podremos captar plenamente la realidad hasta el punto de someterla". Por esto es conveniente pensar los acontecimientos como misterios antes que certezas. Usando una metáfora más pop, mientras no exista un veloz DeLorean que permita realizar viajes en el tiempo no tendremos una forma infalible de conocer ciertas verdades históricas.

Por supuesto que esta incertidumbre hace que los hechos pasados sean fácilmente manipulables, lo que es una gran tentación para aquellos sectores de poder que quieren fortalecer ciertas ideas o provocar una determinada reacción en la opinión pública. Estas tergiversaciones a veces son pintorescas, como los manuales escolares de la dictadura de Franco en España que afirmaban que Walt Disney había nacido en un pueblo andaluz bajo el nombre de José Guirao Zamora. Pero otras manipulaciones tuvieron fines más siniestros, como la CIA falseando hechos para crear climas políticos enrarecidos en las naciones sobre las que EE.UU. tuvo intereses determinados. Estas tácticas de "contrainformación" jugaron un papel central en la instauración de las dictaduras latinoamericanas. También hay casos en los que ignorar o distorsionar un acontecimiento histórico está penado por la ley, como ocurre con las declaraciones y textos que niegan el Holocausto en distintos países del mundo.

Lisa-Jeremías-Springfield

Teniendo en cuenta su agitada historia, Argentina ofrece muchos ejemplos de legitimación y posterior reescritura de acontecimientos importantes. Un buen ejemplo es lo ocurrido con el 25 de Mayo de 1810, día de la formación de la Primera Junta de Gobierno. Durante la casi totalidad del siglo XIX no existieron representaciones de aquel día histórico. Recién avanzado el periodo llamado República Conservadora empezó a crearse el imaginario visual e ideológico que hoy reconocemos como propio de la Revolución de Mayo. En la construcción de ese ideario jugó un papel fundamental el periodista y político Bartolomé Mitre, quien les señaló a varios pintores de la época cuáles eran los momentos que quería retratar y la forma en que debían hacerlo. Estas imágenes aún pueden contemplarse en el Museo Histórico Nacional hoy en día. Así es como se construye lo que conocemos como historia oficial, la que termina siendo asumida como la verdad irrefutable en los manuales escolares y documentos del estado, pasando por alto el contexto específico de la elite que la originó.

También existen personajes específicos que disparan acalorados enfrentamientos entre los historiadores, dependiendo del cristal ideológico con el que se los mire. A nivel local la tinta no ha dejado de correr a favor y en contra de Juan Manuel de Rosas (1793 - 1877). Ya el relato "El Matadero" de Esteban Echeverría - considerado como el cuento fundacional de la literatura argentina – muestra a los federales como individuos crueles que no dudan en acorralar a cualquier disidente del gobierno rosista. La historia oficial siguió esta visión durante décadas, nuevamente bajo los lineamientos de Mitre, quien subrayaba el perfil despótico del líder federal, sobre todo durante su segunda presidencia. Con la llegada de revisionistas como Manuel Gálvez, Julio Irazusta y José Luis Busaniche en los años 30' la mirada sobre los primeros años de la historia argentina cambió radicalmente, desechando los textos críticos liberales contra quien hoy adorna los billetes de veinte pesos y recuperando a los caudillos como figuras centrales de la identidad local. Luego la Revolución Libertadora volvería a demonizar la figura de Rosas, asociándola con la del derrocado Juan Domingo Perón. Incluso durante los últimos años Pacho O'Donnell se enfrentó públicamente con Federico Andahazi cuando este empezó a difundir las relaciones amorosas cuestionables del líder.  

Sin embargo los mismos protagonistas de la Historia tuvieron a veces una visión menos fanatizada que aquellos que luego se encargaron de retratar su vida y época en los libros. Quizás por ello es que Rosas reconocerá el valor del "Facundo" de Domingo Faustino Sarmiento , texto furiosamente antirosista, y lamentará que en el bando federal no exista una pluma capaz de crear un texto a la altura del de su ilustre detractor sanjuanino. "El libro del loco Sarmiento es de lo mejor que se ha escrito contra mí; así es cómo se ataca, señor; así es cómo se ataca. Ya verá usted que nadie me defiende tan bien" fueron las palabras del Restaurador luego de leer el libro. Cuando el pasado aún es presente dispara miradas que a veces los futuros investigadores no toman en cuenta. Después de todo los términos Historia e histeria están a solo una vocal de distancia.

¿Cuáles son los verdaderos hechos históricos? ¿Qué pasa cuando la historia oficial deja de serlo y el revisionismo alternativo impone su mirada? Sin saberlo Lisa Simpson estuvo ante ese dilema el día que decidió no decirle la verdad a su pueblo para no romper la tranquilidad que el relato de siempre había instaurado. Así coincidió con el periodista que investiga el mito del Lejano Oeste en el western El hombre que mató a Liberty Balance de John Ford, quien al descubrir que el héroe que supuestamente asesinó al villano del título es en realidad un cobarde sentencia "cuando la leyenda se transforma en un hecho, se imprime la leyenda". La Historia está llena de leyendas que se vuelven hechos que a su vez siguen reescribiéndose una y otra vez. Un pasado que de pisado no tiene nada.

  • Publicado en Interés

Curiosidades de un héroe sin capa

Hace unos días falleció Stan Lee y el mundo entero no dejó de llorar la muerte del padre de la más reconocible mitología pop contemporánea. Es que este hombre nacido en 1922 en el Bronx parecía dueño de una energía inagotable, supervisando la expansión constante del MCU (Marvel Cinematic Universe), apareciendo en incontables convenciones de comics, llevando adelante su fundación benéfica para acercar la infancia a la cultura y mostrándose siempre dispuesto a defender a sus personajes como creaciones artísticas ante cualquier crítica. Como si fuera una de sus creaciones, este hombre parecía inmortal.

Durante las horas inmediatamente posteriores a su deceso todos repasaron su vida, desde sus humildes comienzos en los que solo se encargaba de rellenar los tinteros de los dibujantes profesionales hasta su ascenso como la fuerza creativa central de Marvel Cómics. Así como todo el mundo conoce su asociación con Jack Kirby y Steve Ditko para crear clásicos como  Los Cuatro Fantásticos, El increíble Hulk, Capitán América, Spiderman, Iron Man y Doctor Stranger  entre otros, también hubo aspectos curiosos que muy pocos conocen. Aquí ofrecemos 5 hechos insólitos en la vida de un creador que marcó a fuego a más de medio siglo de generaciones.

El joven que escribía obituarios: Cuando aún era un aspirante a escritor consiguió empleo en la sección fúnebre de una revista neoyorkina, especializándose en escribir textos para recordar a las estrellas que pasaban a mejor vida. Aunque esto significó ese primer ingreso de dinero tan importante para cualquier adolescente, el futuro ícono de las historietas de las historietas renunció al empleo por encontrarlo "muy deprimente".

La tinta caprichosa que cambió el destino de Hulk: Los comics son fruto del trabajo en equipo y cada historia suele involucrar la participación de varias personas. Cuando nació Hulk en 1962 además de la idea y guión de Lee participaron el dibujante Jack Kirby y el colorista Stan Goldberg . La idea original de los creadores era que el fenómeno fuera de color gris luego luego de la transformación, así nadie lo relacionaría con ningún grupo étnico. Pero todo se complicó cuando Goldber tuvo muchos problemas para lograr el color adecuado. Finalmente el monstruo solo tuvo su piel grisácea durante la primera historia, ya que su creador decidió que verde sería una tonalidad menos problemática a partir del 2do número. El resto es historia.

Sobre drogas y censura: Uno de los aportes esenciales de Stan Lee al universo del cómic fue el de incluir temas contemporáneos en sus historias, haciendo a sus personajes más humanos. En 1971, interesado en hablar sobre el creciente uso de drogas entre los jóvenes, concibió una revista en la que el mejor amigo de Spiderman se hace adicto de unas píldoras al ser ninguneado por Mary Jane. Pero esta "Trilogia de la droga" no fue bien recibida por la Comics Code Authority, un comité que regulaba los contenidos de los novelas gráficas en EE.UU. Como su reglamento prohibía cualquier alusión al consumo de sustancias (además de aconsejar no tratar tópicos problemáticos como el racismo, la libertad sexual y la violencia urbana) la asociación decidió no aprobar la publicación de la historia. En un movimiento polémico el recientemente fallecido editor puso en circulación el primer número de la trilogía a pesar de no tener el sello aprobador de la CCA. Esto terminó debilitando al organismo censor, mientras que estos capítulos son mencionados por los críticos como unos de los mejores del héroe arácnido.

superheroes 0

La película artística que no puedo ser: Los 70' fueron una década particular para el cine, con lo culto y lo popular relacionándose de las maneras más provocadoras. Durante esos años el pope de editorial Marvel se reunió con Alain Resnais, quién venía de dirigir clásicos de la nouvelle vague como "Hiroshima Mon Amour" y "El año pasado en Marienbad", sabiendo que era un ávido fan de los cómics desde su infancia. Ambos pautaron preparar dos proyectos que buscaban inyectarle profundidad artística al universo heroico-pop. A pesar de conseguir presupuesto para realizar una de las historias, la negativa del realizador francés a modificar el guion terminó con esa ilusión. Nunca sabremos qué tan distinto habría sido el universo cinematográfico de los superhéroes con una mirada de auteur europeo.

El día que Stan trabajo para la competencia: A pesar de ser durante décadas el rostro más representativo dentro de las autoridades de editorial Marvel, Stan Lee fue invitado a principios de este siglo a escribir algunas historias para DC Cómics, su histórica competencia editorial dentro del mundo de la historieta. La colección, que apareció en el año 2001 y fue llamada Just Imagine, supuso un retorno al trabajo creativo para "Stan The Man", quien venía de tener agudos problemas financieros a fines de los 90'. El resultado de la aventura nos deja una de las relecturas más originales de algunos de los héroes más populares de la cultura global. Gracias a su pluma Batman se transformó en un afroamericano con un traje hiperrealista, Wonder Woman en una heroína peruana que lucha contra unos saqueadores de tesoros incaicos, Superman en un kriptoniano rubio llamado Salden que no puede volar y Flash en una joven universitaria que se vuelve híper veloz gracias a que su padre científico le inyectó ADN de colibrí. Un festival de audacia que constituye una rareza absoluta que todo amante del cómic debe conocer.

Estas curiosidades sirven para redondear a este personaje talentoso, carismático, enérgico y no pocas veces polémico. Gracias a Stan Lee los cómics ganaron complejidad y matices, con personajes con los que la gente común podía relacionarse. Por algo, cuando se le pedían consejos para los jóvenes que buscaban crear sus primeros cómics sostenía que lo importante era no tener prejuicios raciales, sociales o de género. "Es totalmente irracional e insano condenar una raza entera, despreciar una nación entera o demonizar una religión entera. Tarde o temprano, si la humanidad quiere merecer su destino, deberá llenar su corazón con tolerancia" dijo poco antes de morir. Porque además del título de patriarca de los superhéroes este hombre de bigote perpetuo y gafas tiznadas puede ser llamado padre del humanismo pop. Un gran poder que conlleva una gran responsabilidad.

  • Publicado en Noticias

El rock de la banda sonora

Está instalada la creencia general de que las bandas que solo tuvieron un periodo limitado de popularidad, los famosos one hit wonders, pasados sus 15 minutos de fama se hunden en el anonimato. Como si la vida se terminara cuando los reflectores se apagan, muchos imaginan a las viejas estrellas deprimidas, dedicándose a actividades que poco y nada tiene que ver con su pasado musical.

Pero el music bussines ofrece más oportunidades para ganarse la vida. Muchos solistas o miembros de bandas encontraron trabajos como productores, arregladores, compositores y músicos de sesión, con carreras respetables a pesar de no tener reconocimiento mediático. Otra salida atractiva la ofrece el mundo del cine, con varios creadores que - lejos del ruidoso mundo del rock y el pop - aportaron algunos de los soundtracks más reconocibles de la historia a la pantalla.

A continuación repasamos varias personalidades que se ganaron un lugar de respeto entre melómanos y cinéfilos. Algo que también nos ayudará a descubrir lo importante que es la música en el cine ¿Serían tan épicos los títulos iniciales de Star Wars sin esas rimbombantes trompetas? Porque cuando vemos una película también la escuchamos. Y mucho.

Giorgio Moroder: Algo positivo del enorme éxito de Random Access Memory de Daft Punk fue que le dedicaron una canción a este señor nacido en el norte de Italia en 1940, haciéndolo conocido entre las nuevas generaciones. Pero cuando Moroder empezó su carrera en Alemania a fines de la década del 60' su propuesta tenía el estilo beat de la época, como si fuera un Palito Ortega ítalo-germano. Cuando en 1970 descubrió los sintetizadores su carrera se volvió más experimental, lo que lo colocó en el papel de requerido productor. En ese puesto trabajó con la reina disco Donna Summers en una seguidilla de clásicos de las pista de baile.

La puerta de la consagración para Giorgio llegó en 1977, cuando creó la banda sonora de Expreso de medianoche, potente historia de un turista estadounidense prisionero en una cárcel turca. Realizada solo con sintetizadores, su trabajo mereció un Oscar al mejor soundtrack y marcó una nueva forma de musicalizar películas, centrada en el uso de instrumentos electrónicos antes que en grandes orquestas. Durante los 80' nadie le hizo sombra a la hora de crear melodías para films como tan taquilleros como Scarface, La Historia sin fin, Flashdance y Top Gun. Como si fuera poco compuso Un'statte italiana, el mítico tema del Mundial de Italia 90'. Hoy este septuagenario es un activo DJ y viaja por el mundo recibiendo premios por su trayectoria.

Mark Mothersbaugh: Quienes crecieron en los 90' recuerdan con cariño la intro de Rugrats: Aventuras en pañales. Grande será su sorpresa al enterarse que detrás de esa melodía se encuentra el lunático cantante de Devo, banda de culto de la New Wave de EE.UU. Ocurre que durante los últimos 25 años los autores Wip It solo tienen presentaciones esporádicas, por lo que sus miembros deben idear otras formas de seguir activos. Mark fue el más inteligente al fundar Mutato Múzika, sello especializado en bandas sonoras para series, películas y videojuegos.

Además de Rugrats y las tres películas derivadas de la serie, Mothersbaugh compuso la música de El mundo de Beakman, Clifford el perro rojo y Las nuevas aventuras de Félix, el gato. Pero no solo los dibujos animados se vieron bendecidos por su talento, creando sountracks para varias películas del prestigioso Wes Anderson y largo etcétera que también incluye comerciales y videojuegos como el Super Mario Bros. Un tipo prolífico.

Hanz Zimmer: El clásico Video Kill the Radio Star se transformó en un símbolo de los cambios culturales de 1979, cuando el videoclip marcaba una nueva etapa en la manera de difundir la música. Entre los miembros de The Buggles se encontraba el alemán Hans Zimmer, un joven mago de los teclados que se había mudado a Inglaterra para insertarse en la exuberante escena post punk de ese país. Pero durante la primera mitad de los 80' no tuvo suerte, teniendo que circular como músico de soporte de varias bandas pop españolas e italianas. Paralelamente fundó una modesta empresa especializada en la creación de bandas sonoras para películas independientes.

Su salto a la fama llegó en 1988, cuando compuso la música para la exitosa Rainman protagonizada por Dustin Hoffman y Tom Cruise. Inmediatamente Hollywood se sintió seducido por su capacidad para mezclar grandes orquestaciones con sonidos electrónicos, por lo que Zimmer se trasladó a Los Ángeles. Desde entonces nunca paró de trabajar. Thelma & Louise, El Rey León, Gladiiador, El último samurái y las sagas Piratas del Caribe y Batman: The Dark Knigth Trilogy, entre decenas de otros trabajos, son agunas de sus obras. Además es el jefe de la subdivisión musical de DreamWorks, uno de los estudios más importantes de los últimos 20 años. Muchos logros para este músico de Frakfurt que odiaba las clases de piano cuando era niño.

Moroder

Danny Elffman: Parece que el costado más excéntrico del post-punk fue un caldo de cultivo para muchos compositores cinematográficos. Como Mark Mothersbaugh, Danny Elffman también era cantante en una banda disparatada e inclasificable. Oingo Boingo pasó de mezclar punk y cabaret a lograr cierto éxito con un sonido más accesible a mediado de los 80'. Como el proyecto nunca superó su status de banda de culto, este frontmant pelirrojo empezó a trabajar como compositor cinematográfico para aumentar sus ingresos. En 1985 otro joven que buscaba hacerse un lugar en la industria llamado Tim Burton lo convocó para musicalizar su largometraje debut, Pee-Wee's Big Adventure. Fue el nacimiento de una gran relación personal y profesional.

Elfman no solo compuso la música de casi todos los films de Burton, también le puso la voz a Jack Skellington, personaje central de El extraño mundo de Jack. Además su estilo gótico y fantasioso se destacó en films de superhéroes como la primera trilogía de Batman, Darkman, las Spiderman dirigidas por Sam Raimi (otro de sus amigos ilustres) y las últimas entregas de Justice League. Pero sin dudas su creación más famosa es el tema de una exitosa serie animada llamada The Simpsons.

Anne Duddley: Esta chica nacida en Kent, Inglaterra, recibió desde pequeña un riguroso entrenamiento clásico. Sin embargo, siendo una veinteañera, comenzó a ganarse la vida como sesionista, trabajo gracias al que conoció a Trevorn Horn, el mismo que había triunfado con el hit Video Kill the Radio Star en 1979. Durante varios años Anne fue la mano derecha del productor, perfeccionando la técnica del sampler, que permitía crear nueva música a partir de fragmentos de otras canciones. Sus experiencias fueron adoptadas por artistas como Rod Steward, Frankie Goes to Hollywood, Robbie Williams, Tom Jones y Seal, entre otros.

Mujer inquieta y decidida, formó parte de la formación original de Art of Noise, grupo de synth-pop de enorme influencia entre mediados de los 80' y principios de los 90', además de crear varias obras orquestales para la BBC. Todo este trabajo no evitó que se transformara en una activa compositora cinematográfica, destacándose en películas como El juego de las lágrimas, Full Monty (gracias a la que ganó un Oscar) y la exitosa adaptación del musical Les Miserábles del año 2012. Un largo camino el recorrido por esta tecladista que aportó su talento al pop ochentoso y terminó aceptando el desafío de hacer cantar a Russell Crowe.

La música es uno de los recursos más importantes dentro del relato cinematográfico, pero lo tenemos tan naturalizado que rara vez advertimos su importancia. Teniendo en cuenta que el rock tiene un fuerte componente teatral, no es extraño que haya aportado su cuota de ritmo y dramatismo al Séptimo Arte por medio de estos talentosos desertores. Después de todo la única banda que nunca se separa es la banda sonora.

  • Publicado en Cine/TV
Suscribirse a este canal RSS

Log in or create an account