DeportesInterés

Roland Garros y el regreso de la legión argentina

Con el Topo Lóndero como grata sorpresa, Mayer inspirado y Del Potro levantando su nivel, el tenis argentino recupera terreno.

Luego de años remándola en el circuito profesional con pocos recursos económicos, el cordobés Juan Ignacio Lóndero emergió como figura durante este 2019 a los 25 años tras ganar el primer ATP organizado en su provincia que lo llevó al top 100 del ranking mundial. En ese momento el “Topo” venía de jugar los deficitarios torneos Challenger. Para el primer torneo de categoría ATP 250 organizado en su provincia de Córdoba viajaba todos los días 1 hora y media en colectivo para poder jugar los partidos y alcanzar su primer título profesional de dicha categoría.  Con mucho sacrificio, desde el año 2010 siempre fue  un luchador de torneos Futures y alternó algunos Challenger. En el año 2014 sufrió una lesión que lo marginó un año entero y al regresar tuvo paperas por lo que estuvo 3 meses más sin jugar. A partir de ahí fue todo a puro pulmón, alternando Futures y Challenger hasta que en 2018 ganó los títulos de esta última categoría en México City y Malburg en Alemania. También jugó las clasificaciones de tres Grand Slam: Roland Garros, en el cual cayó derrotado en la última ronda contra el eslovaco Martín Klizan; Wimbledon donde perdió con el chileno Cristian Garín y el US Open donde otro argentino, Facundo Bagnis lo eliminó también en la primer vuelta de la qualy.

Ya consolidado en el top 100 del ranking mundial, este 2019, indudablemente parece ser su año y en este  Roland Garros quedó demostrado que lo hecho en Córdoba no fue casualidad: en el torneo más importante del mundo en polvo de ladrillo superó a rivales  como  Nikoloz Basilashvili (16 del mundo) y los franceses: Richard Gasquet y una de las jóvenes promesas del tenis francés Corentin Moutet. De esta manera el “topo” alcanzó octavos de final cayendo derrotado nada más ni nada menos que contra Rafael Nadal (quien ganó su título número 12 en Francia), coronando así un excelente torneo en su primer cuadro principal de Grand Slam.

La legión argentina no solo tuvo grandes actuaciones en París, sino también grandes historias para contar, una de ellas fue la de Martín Vasallo Arguello “el abanderado de los pobres” que alcanzó octavos de final en Roland Garros en el año 2006. Con un perfil político y amante del Che Guevara revolucionó durante 2 semanas el mundo tenístico. Arrancó desde la clasificación, pidió plata prestada para poder pagar el hotel donde se alojaba, todos los  días viajaba en subte para llegar a jugar los partidos y llevaba la ropa con la que se entrenaba al lavadero de la zona. Así, con esa humildad tuvo una gran actuación alcanzando octavos de final eliminando ni más ni menos a una figura histórica del tenis como lo fue el francés Sebastián Grosjean.

Mucho más reciente, más precisamente el año pasado, el tenista santiagueño Marco Trungelliti, vivió una historia particular: eliminado en la última ronda de la clasificación de Roland Garros la única forma de ingresar al torneo era como “Lucky Loser” (perdedor afortunado) pero para ello dependía de que 9 jugadores del cuadro principal se bajen del torneo, algo prácticamente impensado y que no suele darse normalmente, pero esta vez pasó. Marco quien había pegado la vuelta a su residencia en Barcelona,  recibió un llamado en el cual le avisaban que debía presentarse para jugar la primera ronda como Lucky Loser, a partir de ahí emprendió un viaje de más de 10 horas en auto hasta París, llegó justo a tiempo para enfrentar al australiano Bernard Tomic, no solo jugó, sino que también ganó y accedió a 2° ronda cayendo derrotado ante el italiano Marco Cecchinato.

No solo Lóndero alcanzó los octavos de final en ésta edición, sino que además “Yacaré” Mayer y Del Potro llegaron a la misma instancia, algo que no ocurría con la legión desde 2007,  por ese entonces David Nalbandian perdió en 8vos contra Davydenko, Guillermo Cañas por su parte derrotaba a Pico Mónaco para alcanzar los 4tos de final donde caería derrotado frente al verdugo del Rey David.

En un año en el cual viene jugando de modo irregular, Leo Mayer alcanzó los octavos de final por primera vez en el torneo parisino cayendo derrotado ante Roger Federer. De esta manera, Yaca regresará nuevamente al top 50 y queda ante la inmejorable posibilidad de recuperar su nivel tenístico que lo llevó en el año 2015 a quedar en las puertas del top 20 mundial.

Luego de varias lesiones, Juan Martín Del Potro llegaba a Paris con la misión de defender las semifinales del año pasado, si bien el objetivo no se alcanzó, no deja de ser meritorio el torneo que jugó en el medio de una recuperación. Delpo comienza a agigantar su figura con el objetivo de mantenerse en la elite del tenis mundial.

Con las miradas puestas en el dobles conformado por Horacio Zeballos y Máximo González  (17 y 22 del mundo en la especialidad) y su rápida eliminación, emergieron las figuras de dos especialistas en singles qué, si bien jugaron dobles sin grandes actuaciones,  alcanzaron las semifinales: Guido Pella y Diego Schwartzman destacándose el último triunfo obtenido en cuartos de finales contra el francés Jean-Julien Rojer y el rumano Horia Tecau, 20 y 21 respectivamente. De esta manera afianza lo realizado en los dobles durante esta temporada con las grandes actuaciones de Zeballos y González, las  figuras destacadas como Guillermo Durán, Andrés Molteni y las buenas actuaciones de Mayer.

También en Juniors, una de las promesas del tenis nacional, Thiago Tirante, salió campeón en dobles junto al brasileño Matheus Pucinelle De Almeida y realizó una buena actuación en singles alcanzando los octavos de final. De esta manera, el joven platense de 18 años y actual top ten en dicha categoría es un proyecto muy interesante para la nueva legión.

En la especialidad de tenis adaptado, Gustavo Fernández sigue dando que hablar ganando el singles de Roland Garros por 2° vez en su carrera, para, de esta manera regresar al número 1 del ranking  y de yapa ganando  también el dobles junto al japonés Shingo Kunieda.

De esta manera, el polvo de ladrillo sigue siendo un terreno donde los tenistas argentinos se sienten cómodos, donde comienzan también a escribirse grandes historias, donde se inició toda la mística de la legión argentina, hoy nuevamente regresando a los primeros planos del tenis mundial.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar