MúsicaNoticias

Radiohead contra los piratas

La banda de Thom Yorke fue víctima de una extorsión y lo resolvió de un modo muy original.

En la era digital la palabra filtración adquirió un significado totalmente nuevo. Hoy no remite al escape de algún líquido por un agujero o ranura, si no a la fuga o robo de información secreta. El negocio de la música no es ajeno a este flagelo y en varias ocasiones grabaciones celosamente guardadas por los artistas fueron usurpadas y difundidas sin consentimiento en internet, algo que los fans más extremos agradecen a pesar de las implicaciones morales del caso. Esta semana fue Radiohead la víctima elegida, y no solo de un hackeo, sino también de una extorsión a la que la banda británica respondió con enorme inteligencia.

En total son 18 horas de material grabado en formato de minidisc durante el año 1997, cuando el grupo se encontraba trabajando en “OK Computer”, quizás su álbum más influyente. Un hacker, cuya identidad no fue dada a conocer, robó esas canciones de los archivos de Thom Yorke y – arruinando lo que simplemente pudo ser la acción de un fanático caradura – tuvo la poco feliz idea de intentar extorsionar a los músicos para no darlo a conocer. El guitarrista Jonny Greenwood reveló que la suma requerida por el sujeto era de 150.000 dólares, amenazando con subir a la red  todas esas maquetas y ensayos en caso de no pagársele. En un astuto giro el quinteto decidió liberar por su cuenta el material a BanCamp, poniéndolo a disposición de todo el mundo por una suma económica. “Estará disponible solo los próximos 18 días por un precio de 18 libras. De esa manera podrán averiguar si deberíamos haber pagado ese rescate por nuestro trabajo” aseguró el músico con ironía. Lo recaudado será a beneficio de Extinction Rebellion, un organismo que lucha a favor de varias causas ecológicas.

De esta manera Radiohead una vez más se ubica entre quienes mejor entendieron cómo funcionan las cosas dentro del comercio de cultura pop de nuestra época. Ya en el año 2007 habían revolucionado el mercado al dejar que sus seguidores puedan descargar su álbum “In Rainbows” de su página web pagando el precio que cada usuario decidiera. Mientras todos aún discutían cómo defender el formato del CD físico frente al avance de lo digital el grupo sabía que las formas de distribuir música estaban cambiando para siempre y no había vuelta atrás. Esto era ejemplar por partida doble, ya que por un lado fortalecía su independencia con respecto a la compañía discográfica y además empoderaba a sus fans.

Si bien el contenido de estas misteriosas 18 horas de grabaciones consiste fundamentalmente en extensas zapadas, versiones incompletas de canciones e ideas sonoras que luego fueron descartadas, son un testimonio del proceso creativo de la banda, por lo que los fanáticos más acérrimos sabrán valorarlo. Además, teniendo en cuenta los múltiples proyectos personales en los que Yorke está involucrado, sirven para mitigar la espera ante la ausencia de un nuevo disco. Pero lo más importante de este caso de hackeo y posterior liberación es que puede servir de lección a otros artistas a la hora de enfrentar futuros casos de piratería. Habrá que esperar para ver si esta táctica desata una bienvenida lluvia de filtraciones oficiales por parte de los creadores musicales que más admiramos.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar