LanzamientosMúsica

El último romántico

Vicentico ya sacó su sexta producción discográfica como solista y se llama "El último acto".

Vicentico dejó las cosas claras desde aquel lejano primer disco, aparecido hace 12 años. El plan siempre fue recuperar la imagen de los cantantes melódicos de antaño, aquellos que enamoraban a las amas de casa de hace tres décadas, cuando el término «música latina» aún no tenía el perfil comercial de la actualidad. Al titular su sexto disco «Último acto» el músico parece aclarar que el objetivo ha sido cumplido.

Por supuesto que en un primer momento el peso de su actividad al frente de Los Fabulosos Cadillacs – grupo con el que periódicamente sigue tocando – era muy difícil de ignorar y las comparaciones eran inevitables. Con inteligencia y algunas alianzas estratégicas (Andrés Calamaro, Diego Torres, Tony Bennett) Gabriel Fernández Capello fue cumpliendo su metamorfosis con pasos seguros, alejándose del sonido percusivo y bailable de su banda clásica para acercarse a la canción romántica. Y todo esto sin caer en lo excesivamente meloso.

Temas como «Si me dejan» y «La carta» ejemplifican el apego del artista por aquellos sonidos vintage, con órganos que bien podrían haber sido robados de algún disco de Sandro o Nino Bravo. Estilo que reaparece en su versión del hit «Paisaje», uno de los numerosos covers de temas propios y ajenos que pueblan el disco. Porque este trabajo está ensamblado según la tendencia de los últimos años del greatest hits a medias, con novedades, versiones remezcladas, producción lujosa y multitud de invitados. Quizás sea la única manera en la que hoy se pueda empujar a la gente a comprar discos en formato físico.

Entre los invitados está Valeria Bertuccelli, esposa de Vicentico, dándole un bienvenido toque amateur a «No te apartes de mi» de Roberto Carlos. Además el combo caribeño Our Latin Thing le añadió sabor a «Algo contigo», «Culpable» y «Los caminos de la vida». También anda por ahí el legendario Willie Nelson con su voz nasal participando en una adaptación country de «Solo un momento».

Son pocos los momentos en los que se apuesta a algo fuera del esquema musical establecido. Excepciones son el bello reggae «Las estrellas» junto a los jamaiquinos Sly & Robbie, el corrido a la mexicana «Cobarde» y los vientos feroces de «Esclavo de tu amor», potente primer corte de difusión. Pero no hay muchos riesgos en «Último acto», que goza de la prolija producción de Cachorro López.

¿Cómo hace un intérprete que afirma haberse iniciado en el canto gracias a Luca Prodan para salir ileso de esta propuesta? La respuesta es fácil: gracias a la ironía. Desde la tapa – en la que posa junto a dos clones travestidos y rodeado de discos de oro – el artista no se toma en serio a sí mismo. Nadie imagina a Axel o a Ricky Martin protagonizando semejante postal. «Lo tuyo es puro teatro» dice el estribillo de una de las canciones incluidas, algo que perfectamente puede aplicársele a Vicentico y su postura de crooner para todas las edades. Esto es puro teatro, pero suena muy bien.

Por Luis Alberto Pescara

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios