Entrevistas

Como perro libre

Tras su alejamiento de Attaque 77, Ciro Pertusi continúa haciendo música junto a Jauría, una gran agrupación de punk rock.

El punk rock de nuestro país le debe mucho a Ciro Pertusi, debido a que el ex líder de Attaque 77 se ha transformado en un referente de este estilo musical. Tras su alejamiento de esta banda intentó dedicarse a otra actividad, pero no pudo con su genio y en el 2010 formó Jauría, agrupación que viene pisando fuerte hace un tiempo.

Ese mismo año debutaron con un disco homónimo y en el 2013, estos «perros del rock» editaron «Libre o muerto«.

Además de Demián Horacio Pertusi (su verdadero nombre) en voz y guitarra, forman este grupo Mauro Ambesi (bajo), Sebastián Ambesi(guitarra) y Ray Fajardo (batería).

Tupaladar se comunicó con el cantante, guitarrista y compositor que nos habló de su presente, de su pasado, de referentes sociales y de cómo influyó en su carrera la llegada de su hija, entre otros temas.

¿Cómo fue empezar a gestar Jauría desde la Riviera Maya y cómo fue que el resto de la banda empezara a ensayar sin vos?
Ciro: Fue plagado de muchas sensaciones, ansiedades, incertidumbres porque no sabía cómo iba a resultar. Pero había mucho entusiasmo de Ray y de Pichu (Esteban Serniotti, primer guitarrista). Mauro se incorporó a lo último, él fue la voz cantante mientras yo llegaba. Tiene una memoria increíble. Después Pichu siguió su viaje como nómade cuando se tuvo que ir estábamos preparados y apuntamos estar con alguien familiar. Después lo reemplazó Sebastián. Tenían 25 canciones de Attaque que quería seguir tocando. Después les presenté las canciones nuevas y ahí es donde se prendió fuego todo. Lo nuevo estaba muy bueno.

Por ahí escuché que decías que «uno quiere que todas las canciones sean en video» ¿Cuando componés una letra también vas pensando su formato audiovisual?
Ciro: Sí, siempre. Es algo natural para mí, pero no lo hago de manera intencional. No conozco otra manera, me sale así. En los inicios pienso en imágenes y después llegan los sonidos y los logros. Empieza con la música y eso me va ayudando a hacer una letra. A veces eso me condiciona a que me pueda abrir a escribir otra cosa, aunque a veces he hecho esto último también.

¿Disfrutas de hacer los videos, de participar en los mismos?
Ciro: Si disfruto, pero disfruto más cuando logro conectar con personas que tengan el mismo impulso artístico de uno y la claridad para lograr las ideas. No es fácil encontrar gente creativa que complemente ideas o propulsarlas más, y encima de eso que puedan manejar un precio acorde a la convocatoria de la banda. Hay gente que está en sincro con esa idea para lograr eso.

En el primer disco le hiciste un tema al sindicalista Agustín Tosco y pusiste parte de un discurso de él. ¿Te sentís representado por la lucha que llevó adelante?
Ciro: Sí me siento bastante identificado, si bien con el tiempo las cosas van cambiando. Pero sin dudas que con «El Gringo» (por Tosco) pasó algo estilo cometa Halley, es una vez cada 100 años. Muchas cosas de antes no se pueden aplicar ahora, pero la semilla que plantó es de oro. Dejó unos cimientos increíbles, eso se siente en Luz y Fuerza. Se nota que él como Atilio López o como tantos, que dejaron ese sello. Son luchas que exceden lo político. Rescato de Zanon o René Favaloro que no era un militante pero si militante de la humanidad. Ellos reivindicaron valores humanos que tienen vigencia.

¿Desde que sos padre sentís un cambio en la manera de hacer o disfrutar la música?
Ciro: Siento como que algo más se ha agregado a esa mochila de conciencia y responsabilidades. Por naturaleza no puedo evitar salir del entorno donde estoy para escribir cosas. Mi hija abrió otra puerta en ese camino de la empatía, de la conciencia.

Han hecho versiones de DragonBall, Pocahontas, en la primera placa hay un tema para Austin de Backyardigans y está la Marcha Imperial ¿influyó tu nena en esto o es parte de esa infancia que no debemos perder?
Ciro: Siempre tuve esa cuestión, eso se puede informar desde lo largo de mi carrera. Desde que soy padre entre más en conexión con la nena porque hay cosas que me prendo, las comparto y me gusta. Ella vio La guerra de las galaxias, Tiburón, le copa Los Pájaros de Alfred Hitcock. Yo le fui explicando y metiendo en el mundo. También empecé a ver otras cosas que me servían como lo de Pocahontas que es una declaración de principios de los indígenas. Ellos son los más autóctonos de esta tierra. Están ligado con el cuidado de la tierra.

Hace 25 años Attaque 77 sacaba «El Cielo puede esperar» ¿Qué significa para vos?
Ciro: Es entrar en razón de lo que ha generado ese disco. De lo que es la gran historia de Attaque 77 en el rock nacional. Saber que uno está en ese panteón me parece un lujo. Ese disco tiene muchas anécdotas sujetas a la vida linkeadas a la vida de las personas. Es una postal del tiempo. Es muy groso y fue muy lindo.

¿Qué significó Attaque 77 para vos?
Ciro: Attaque es una cosa grande. Yo estuve 21 años con la banda y entiendo el recuerdo, la nostalgia, la pasamos bien en el momento.

Por Ernesto Ramos

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios