MúsicaShows

Con la potencia de siempre

Conocida es la frase" en el oeste está el agite", pero ahora podemos afirmar que La Renga demostró en San Martín, departamento de Mendoza, que en el este, también hubo agite.

Calles transitadas por miles de personas – más de 20 mil asistieron al show-, que se acercaron al Parque Agensi a la espera de Chizzo, Tete, Tanque y compañía, que siguen presentando «Pesados vestigios» undécimo álbum de estudio de la banda.

Lupus y Arcangel, se encargaron ambos con excelentes repertorios, de ir calentado el clima y preparando el terreno para el plato fuerte, un banquete infernal de canciones, que no defraudarían a los que estábamos a la espera.

Desde el ingreso al anfiteatro, las ubicaciones en el predio, todo el folclore del rock, con la venta de comida, remeras en el piso, gente que se saludaba como conocidos de toda la vida, cuando en realidad tal vez ese fuere el primer momento en que se cruzaban sus historias, remeras con la inscripción» Me gusta el rock, el maldito rock» y otras tantas frases de la banda, dieron un marco tranquilo y ordenado a la víspera de un show de rock.

La explosión de la guitarra de Chizzo cuando toco los primeros acordes de «Corazón Fugitivo», sirvió como puntapié inicial del recital. Ahí nomás siguieron «Almohada de piedra» y «Nómades».

Aunque el Inpres no señalo movimiento sísmico alguno, podríamos asegurar que el parque Agnesi tembló, con lo que desplegó La Renga y todos aquellos que acompañaron durante el show.
Fue un show con mucho agite, tan así que en repetidas ocasiones Chizzo menciono, «che cuanto polvo se levanta por acá», o «Rica la tierra mendocina, la estoy saboreando acá arriba», en alusión a lo movida que se presentó la noche.

El repertorio incluyó algunas canciones nuevas, otras viejas y los clásicos. Es por eso que en el este mendocino se pudo escuchar «San Miguel», «Cuando vendrán», «A la carga mi rock and roll», «A tu lado» «El rito de los corazones sangrando», «Bien alto», «Tripa y corazón», «Arte infernal», «En el baldío», entre otros.

En «Oscuro diamante» La Renga invitó a tocar a Javier, un virtuoso joven mendocino que la banda ya estuvo en otras presentaciones.

Uno de los tantos momentos altos fue cuando en el Parque Agnesi se escuchó «Hola todos, yo soy el león…». «Panic show» fue una de las canciones con mayor agite.

Renga

El show musical no tuvo fisuras, con mucha garra y corazón desde el escenario los músicos dejaron a todos más que conformes.

«La razón que te demora» y «El final es en donde partí» – Chizzo dijo antes de tocarla «llegamos al final, pero para nosotros el final es donde partimos»- marcaron el cierre de buena parte del recital, aunque, como es habitual, faltaban los bises finales.

Para esta parte del show dejaron «Bailando en una pata», «Saquito blusero» y «El viento que todo empuja».

Como es habitual, y como están acostumbrados, la última canción fue «Hablando de la libertad», tema elegido para todos los cierres de recitales.

Así paso La Renga por Mendoza, dejando más que satisfechos a alrededor de 20 mil almas presentes. Hubo una gran lista de canciones apoyado por el sonido desplegado desde la garganta potente de Chizzo, su guitarra, el bajo de Tete y la batería a cargo de Tanque.

Otro gran show que estremecen a la tierra del buen rock y del buen vino.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios