HistoriasMúsica

Eddie, el invitado

Edward Lodewijk Van Halen lideró la banda que lleva su apellido durante más de 40 años, ganando respeto entre fanáticos y críticos. Pero pocos conocen su participación en proyectos que van desde lo masivo a lo insólito.

Fueron miles los adolescentes que al escuchar Eruption, la introducción que abre el disco debut de Van Halen de 1978, quedaron en shock ¿En serio una guitarra podía producir todos esos sonidos? Inmediatamente muchos formaron sus propias bandas y se pusieron a practicar durante horas con su instrumento tratando de imitar al líder de la banda. Eddie Van Halen logró en poco tiempo que géneros como el heavy metal y el hard rock, no muy respetados por los críticos, alcanzaran un nuevo nivel de complejidad. Y mientras tanto vendió millones de discos.

Pero esa historia fue contada muchas veces durante los últimos días. Algo lógico, teniendo en cuenta que al conocerse la muerte de Eddie (1957 / 2020) era inevitable no hablar del legado que dejo la banda que formó junto a su hermano Alex, Michael Anthony y David Lee Roth a mediados de los 70’. Una odisea explosiva de estadios llenos y separaciones mediáticas que llenó infinitas páginas en la prensa especializada del rock. Pero este hombre nacido en Holanda supo participar en varios proyectos que no siempre se encontraron dentro de su área de confort.

Aquí repasamos algunas de esas participaciones, en un listado variado que va desde clásicos del pop hasta rarezas olvidadas.

Los demos con Gene Simmons: En 1976 la banda que reinaba en el mundo del rock se llamaba Kiss. En ese momento de enorme exposición el bajista y cantante Gene Simmons recorría clubs para ver bandas desconocidas buscando descubrir cuál sería the next big thing. Al presenciar a un poderoso cuarteto llamado Van Halen no dudó un instante en financiarles un demo de 15 canciones, además de invitar a los hermanos a tocar en unas maquetas solistas que recién verían la luz en el año 2017. Quizás la anécdota más insólita que dejó aquel encuentro que Simmons les aconsejó a los muchachos que cambiaran su nombre por el de Daddy Long Legs (Papito piernas largas), sugerencia que por suerte no fue tomada en serio. Un par de años más tarde, cuando la relación con David Lee Roth estaba en su peor momento, Van Halen barajó la posibilidad de unirse a la banda de los maquillajes, pero finalmente cada grupo siguió su propio camino.

Beat it con Michael Jackson: La historia es conocida: cuando el guitarrista levantó el teléfono y escuchó la voz de Quincy Jones pensó que se trataba de una broma. El legendario productor debió probar que era sincera su invitación a tocar un solo en el próximo disco de Michael Jackson, quien, luego de conquistar a los fans del soul y la música disco, buscaba acercarse a un público más rockero. Aunque sus compañeros de banda le recomendaron no aceptar la propuesta, Eddie coordinó un encuentro con Jones y Jackson, quienes fueron a su hogar con una grabación básica de lo que sería Beat It. Van Halen contribuyó con 2 solos para el tema, quedando en el corte final el que los productores juzgaron “menos pesado”. Aunque no cobró nada por su colaboración, esta se transformó en en uno de tracks más exitosos del multi-vendedor Thriller (1982).

El ‘Solo Extraterrestre’ en Back to the Future: En una escena de Volver al futuro Marty McFly debe convencer a su futuro padre de que concurra al baile del colegio para conocer a la que será su madre. Para ello se disfraza de extraterrestre y asusta al joven George McFly mientras duerme, haciéndole escuchar un distorsionado solo de guitarra. Los brutales sonidos que brotan de esos auriculares fueron creados por los dedos del músico recientemente fallecido, aunque en realidad fueron grabados para otra película producida por los mismos Estudios Universal. Una vez más el resto del grupo no quiso aparecer en los créditos del proyecto, pero Eddie aceptó que el casette de Marty tenga la inscripción Edward Van Halen, quedando inmortalizado en este clásico inmortal.

Winner Takes it All con Sammy Hagar: Cuando Sammy Hagar, quien fue cantante de Van Halen entre 1985 y 1996, fue expulsado de la banda, la relación con sus excompañeros quedó en muy malos términos. De todas maneras, durante esa década de armonía, Sammy y Eddie forjaron una gran amistad. Una prueba de ello es que cuando el cantante fue invitado a grabar el tema principal de Over the Top, aquella película de pulseadas con Silvester Stallone, invitó a Van Halen a tocar el bajo en Winner Takes it All, pegadiza canción que contagia ese tono eufórico que solo era posible en los años 80’.

Lost Boys Calling con Roger Waters & Ennio Morricone: Fue otra banda sonora, la del film La Leggenda dell pianista sull’ océano, la que reunió al músico con el ex líder de Pink Floyd y el gran compositor italiano. Fue el galardonado realizador Giuseppe Tornatore, director de Cinema Paradiso, quien decidió convocar a este dream team para salir a ganar el mercado internacional. El proyecto implicó el regreso de Waters a los estudios de grabación en 1999, después de ocho años de ausencia. El creador de The Wall compuso la canción-historia Lost Boys Calling con un estilo intimista, algo que le permitió a Van Halen demostrar que también podía crear melodías atmosféricas y envolventes, muy distintas de las veloces digitaciones que lo hicieron famoso.

Not Leaving You Tonight y We Are the Greatest con LL Cool J: ¿Eddie Van Halen en un disco de hip-hop? Sí, eso ocurrió, aunque parezca insólito. En el año 2013 el rapero LL Cool J afirmó que para su nuevo disco “quería trabajar simplemente con los mejores, con gente que respeto, a la que miro y me impresiona, gente a la que creo realmente súper-talentosa”. El violero participó de dos canciones en el álbum, mostrándose “bendecido” por trabajar con la leyenda del hip-hop, dejando más que sorprendidos a los fans del rock duro.

Eddie Van Halen ya no está entre nosotros, pero si aurea está presente en muchos rincones, incluso por fuera de la mítica banda que lideró. Hasta Frank Sinatra lo invitó a participar del único videoclip que grabó en su vida en 1984, un homenaje a Los Ángeles, que fue la ciudad con la que Van Halen estuvo siempre identificado. Ahora los dos deben haberse reencontrado en otro plano, recordando los viejos buenos tiempos. Aquí, por suerte, siempre nos quedará su música.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios