HistoriasMúsica

El cambalache del Siglo XXI

Los cambios sociales y culturales son bien notorios en un país donde la música siempre ha sido un canal de descarga. Actualmente hay nuevas herramientas y estilos.

Las transformaciones sociales en estos tiempos van a velocidades vertiginosas; y en todos los aspectos sociales y culturales, muchos de nosotros, los nacidos durante las últimas décadas del siglo XX, elegimos subirnos o acompañar esos cambios; pero, también es cierto que a muchos les cuesta y aducen a pensar como respuesta a todo un simple “paren el mundo que me quiero bajar”.

Argentina es un país en el cuál la música siempre ha sido un canal de descarga contra la clase política que solo ha sabido generar desigualdades sociales, persiguiendo intereses propios y totalmente ajenos al común de la sociedad. A comienzos del siglo pasado lo haría el tango, luego, el rock nacional pasó a ser una pieza clave. Desde aquellos cabellos largos y la ropa sucia de los hippies argentos de los 70´s y el rock nacional de los 90´s enfurecido con el neoliberalismo, al día de hoy donde el rock que para muchos se transformó en el principal referente de la cultura en cuanto a letras de protesta hablamos, comenzó a perder su fuerza y fue eclipsado por una de las ramas del trap que aclara estar más emparentada con el rap y el hip hop.

Es la música urbana, la que escuchan hoy los pibes, la que supo entenderlos, pero al mismo tiempo generar polémica y muchas veces ira ante aquellos que quisieron bajarse del mundo. Se entiende que ante el purismo musical puede ser un giro muy grande y difícil de comprender que un género prácticamente nuevo en nuestro país o que nunca superó la faceta experimental de los primeros años de los Illya Kuryaki o de los extintos Sindicato Argentino de Hip Hop, hoy arrase con tanta fuerza y se supere día a día en cuanto a calidad estética musical.

«Siglo XX Cambalache» es un clásico, que lo seguirá siendo, pasan los años, los cambios tecnológicos, sociales, culturales y su letra mantiene increíble y lastimosamente su vigencia. Cuando las nuevas generaciones dicen que la canción “Argentina” de Trueno y Nathy Peluso son el nuevo «Siglo XX Cambalache», no lo hace con la intención de decir que sustituye aquella gran obra, sino que surte el mismo efecto en su letra que produce la composición  de Enrique Santos Discépolo, pero lo más importante es que bajo ningún concepto la “reemplaza” como parte de nuestra cultura.

En cuanto al rock nacional por elección propia se ha quedado a un lado respecto al contenido político, y en algunos casos ha decidido fusionarse con las nuevas olas. Como ejemplo, hace un par de años Ciro Martínez reversionó en vivo “Pistolas” con una arrolladora colaboración de Wos, quien se ha transformado además en una pieza clave de protesta en sus rimas y es reconocido por figuras del rock nacional como el mismo Ciro, Charly García y el Indio Solari.

El Trap es un medio para el mensaje, aquel que nace de la calle, de la inquietud de las nuevas generaciones, que no debe ser negada ni desoída por quienes nos acostumbramos a escuchar las voces de protesta en otra tonalidad musical. En sus letras, sus mensajes conservan la misma fuerza y poder en la palabra que supieron tener desde el tango o el rock en el pasado.

Muchos músicos como mencionaba anteriormente lo comprendieron y tomaron estas nuevas herramientas como un desahogo y un grito de bronca, pero así también de esperanza. Esperanza de transformar de alguna manera y aportar a una sociedad que todos sabemos que está cada vez más golpeada por las injusticias sociales que ven afectadas sobre todo a los más jóvenes en sus perspectivas a futuro dentro de un país arrasado por años de malas decisiones políticas.

Llámese Trueno, Wos, Nathy Peluso o quienes vengan; deben ser entendidos como voces que vienen desde el dolor de ver a un país que aman derrumbarse, pero que sienten que alzando la voz pueden lograr transformaciones entre sus seguidores o al menos encontrar una luz que nos lleve al final del túnel.

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios