HistoriasMúsica

Gustavo Cerati alternativo

Cada 4 de septiembre es un día de homenaje para este gran artista. A la prolífera carrera con Soda Stereo y en solitario que todos conocemos, sumamos un repaso sobre ese universo maravilloso y paralelo que el músico fue construyendo silenciosamente a través de sus otros proyectos.

Todo gran grupo musical tiene siempre una prehistoria y Soda no fue la excepción. En 1980 el tecladista Osvaldo Kaplan y la cantante Sandra Baylac conformaron la banda The Morgan. La misma duraría solo 3 meses hasta finalizado el verano de 1981. A pesar de su brevedad éste fue el comienzo de todo. El grupo se reunía a ensayar en el garage de su bajista en San Fernando, este era, ni más ni menos que Zeta Bosio. El resto de los integrantes fueron Hugo “Dop” Dopazo en batería, Carlos «Charly» Amato en guitarra y Christian “Chris” Hansen en guitarra y voz. Luego se sumarían también Andrés Calamaro y Pablo Guadalupe (baterista de Los Twist y Los Auténticos Decadentes).

Cuando The Morgan brindó su show en La Olla, Punta del Este, se dio el encuentro con Gustavo Cerati quien por ese entonces se presentaba en otra playa de la misma ciudad balnearia con su banda Sauvage la cual cantaban 2 chicas inglesas, el lugar donde tocaban quebró y los integrantes se quedaron sin un peso, como Cerati no tenía dónde quedarse se fue con los integrantes de The Morgan y en ese momento empezó su relación con Zeta. Ese verano surgió la idea de tener un grupo juntos. El primer intento fue en 1982: Proyecto Erekto junto a Andrés Calamaro y Zeta Bosio. Finalmente, tras la incorporación de Calamaro a Los Abuelos de la Nada, Gustavo y Zeta forman junto al baterista Charly Alberti Los Estereotipos, grupo por el cual pasaron también Richard Coleman y Daniel Melero, pero que finalmente decidieron que debía ser un trío y que su nuevo nombre sería Soda Stereo.

Con Soda en pleno ascenso, Gustavo no se quedó quieto y formó parte como proyecto paralelo de la banda Fricción liderada por Richard Coleman, allí aportó guitarra y coros, además de producir sus dos discos “Consumación o consumo” y “Para terminar” entre los años 1985 y 1988.

Un año más tarde formaría parte de un proyecto inconcluso, un caso muy particular que de concretarse hubiese sido una verdadera joya del rock nacional: Tango 3 (Charly García, Gustavo Cerati y Pedro Aznar). La historia de este disco, que nunca salió a la venta, fue contada por el ex líder de Soda Stereo en un antiguo reportaje.

“La idea central fue de Charly. Tocábamos muchos covers y quedaron registrados en un par de cintas que andan por ahí”, contó Cerati.

Luego, el cantante indicó la razón por la que Tango 3 jamás vio la luz: “Estábamos muy ocupados. Pedro tenía que salir de gira con Pat Metheny y yo estaba muy metido en la génesis de “Canción Animal”; Soda estaba muy fuerte, teníamos muchos compromisos”.

También en una entrevista realizada hace varios años, Pedro Aznar lamentó el hecho de que “Tango 3” no se concretó: “En un momento cuando estaban mezclando ‘En Otro Poder’ (canción grabada para “Tango 3”), nos miramos y nos pasó que no podíamos distinguir la voz de uno de la del otro, fue una unión única. Creo que Gustavo, Charly y yo somos una combinación muy potente”, manifestó.

Si bien “Tango 3” jamás salió a la venta, Charly García incluyó una canción hecha para este disco, “No te mueras en mi casa”, en su álbum “Filosofía barata y zapatos de goma”, de 1990 y Gustavo colaboró con guitarras para la canción Vampiro del disco “Tango 4” que publicaron Pedro y Charly en 1991.

En pleno éxito de Soda Stereo en 1992,  lanzó el álbum Colores Santos que realizó junto a Daniel Melero y tuvo el aporte de los músicos Flavio Etcheto y Carola Bony, el mismo fue grabado en el estudio Supersónico de Soda Stereo y no fue presentado en vivo.

En los comienzos de su carrera solista y en los últimos años de Soda Stereo, aparecería un nuevo proyecto paralelo, se trataba de Plan V junto a tres músicos chilenos (Andrés Bucci, Guillermo Ugarte y Christian Powditch) allí es donde Gustavo comenzó a experimentar con la música electrónica, el mismo duró 3 años, entre 1995 y 1998 con 2 discos editados: uno homónimo (1996), también conocido como Hábitat individual, y Plan Black V Dog (1998), que fue compartido con el grupo inglés The Black Dog, encabezado por Ken Downie.

A pesar de la separación de Plan V, Cerati continuó con trabajos vinculados a la música electrónica, tan es así que al año siguiente, junto a Flavio Etcheto forman el dúo Ocio que duró lo suficiente como para editar el disco «Medida Universal»  y el EP «Insular» en el año 1999 y 2000.

En 2001 realiza la banda sonora de la película «+Bien», que fue nominado como «mejor álbum instrumental pop» para los Grammy Latinos. El mismo fue compuesto e interpretado por Gustavo Cerati con las colaboraciones de Leandro Fresco, Claudia Oshiro, Leo García y Flavio Etcheto en samplers.

Tras los trabajos realizados previamente con Leandro Fresco y Flavio Etcheto surgió Roken, un power laptop trío cuyo nacimiento ocurre en 2003, durante la gira «Siempre es Hoy 2002:2004».

La propuesta inicial era abordar la música electrónica; sin embargo, con el transcurrir de los años, Roken experimentó con el ambient y dance. Una de las canciones más populares de la banda fue “Vértigo”, que más tarde fue adaptada a una nueva versión para ser interpretada en los shows solistas de Cerati.

Sin dudas Gustavo Cerati dejó un gran legado musical, no solo desde sus éxitos en Soda Stereo y como solista, sino también poniendo el oído en esta faceta alternativa que nos permite terminar de conocer un poco más su obra en todo su esplendor.

https://www.youtube.com/watch?v=A0t04bfZyOI

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios