InterésSalud

La interpretación de los sueños

Los sueños siguen siendo, tal vez, uno de los espacios de la mente humana más estudiados pero que aún encierran la mayor cantidad de misterios.

En Tupaladar queremos que aprendas cómo distinguir el tipo de sueño que tuviste para atribuirle un significado. Pero antes de adentrarte a este loco mundillo, debés saber que aquí las reglas de la realidad no tienen validez. Esa es la premisa inicial para interpretar lo onírico.

Para algunos, es algo ilógico y sin sentido. Sin embargo, está comprobado que la interpretación de los sueños ha ayudado a miles de personas a superar perturbaciones que parecían no tener solución.

La interpretación de lo onírico es innumerable, ya que cada sueño tiene un significado. Por ejemplo, si lo que más recordás es el agua, eso puede querer decir que necesitás renovación en tu vida o un poco de relajación y descanso. Otro sueño muy común es sentir que volamos, eso representa una sensación de libertad, aunque también tiene connotaciones sexuales y en ese caso significaría dejarse llevar por nuevas ideas. Si soñás con tener relaciones con alguien del sexo opuesto que sea anormal (por ejemplo muy pequeño o muy grande) eso te está anticipando que vas a serle infiel a tu pareja. También puede interpretarse como la necesidad de terminar con una relación amorosa que te oprime.

Como cada sueño tiene un significado específico que también depende de otros factores.

También es útil que conozcás al menos los tres tipos de sueños más importantes. Por un lado, los sueños recurrentes que son aquellos en los que se repiten la historia, la escena o los protagonistas cada vez que soñas. Pueden ser positivos, aunque frecuentemente la mayoría de ellos son pesadillas. Un sueño puede ser recurrente porque un conflicto, que se plasma justo cuando apoyamos la cabeza en la almohada, permanece no resuelto e ignorado. Una vez que hallaste una solución, estos sueños pueden cesar.

Por otro lado, están los sueños premonitorios o proféticos, aquellos que pronostican el futuro. Esto puede explicarse racionalmente porque nuestra mente es capaz de organizar -en el subconsciente- información, observaciones y datos, que normalmente no consideramos seriamente. En otras palabras, nuestra mente inconsciente sabe qué viene antes que nosotros conscientemente organicemos la misma información. Pero atención: éstos no son los sueños normales de cada día, son denominados «anómalos» por la Psicología por su enigmática naturaleza.

Por último, están los sueños lúcidos que se caracterizan porque el soñador es consciente de estar soñando y eso es lo que le permite, cuando despierta, recordarlos.

La mayoría de los sueños tienen mensajes que sirven para enseñarnos algo sobre nosotros mismos. Desafortunadamente muchas veces nos olvidamos, por eso es muy importante que logremos recordarlos. Éstos son algunos tips para lograrlo:

-Antes de dormir, debés aclarar la mente: esto se logra enfocando tu atención en la respiración, dejando que los pensamientos pasen por tu cabeza sin retenerlos. También podés intentar visualizar algún lugar agradable y relajarte.

-Proponerte recordar tus sueños cuando despertés.

-Al despertar, intentá por unos momentos permanecer completamente inmóvil mientras recuerdas los sueños.

Soñar es abrir, fantasmas, amigos, tiempos buenos y malos que son parte de la mente primitiva y constituyen una vía de acceso a realidades que están más allá del alcance de la lógica. Ahora ya sabés que los sueños también pueden ayudarte a resolver problemas o al menos a encontrar una manera para solucionarlos.

Por Luciana Campigotto

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios