ActualidadInterés

Maestros ante todo

Muchas celebridades ejercieron la docencia. En la lista encontramos a actores, músicos, políticos y periodistas.

Hace unos días en los cines se estrenó en los cine la película «Gilda, no me arrepiento de este amor», un recorrido por la vida de la mítica cantante protagonizado por Natalia Oreiro en el rol central. Convertida en leyenda debido a su temprana muerte, con solo 34 años y en la cima der su popularidad, la estrella de la canción tropical se diferenciaba de otros colegas del género por su origen de clase media, pero también porque había sido maestra jardinera durante varios años.

La docencia es una profesión noble que fue ejercida por muchas celebridades antes de destacarse en su actividad. Músicos, actores, políticos y periodistas han impartido conocimiento en las aulas mientras daban sus primeros pasos en la disciplina que les apasionaba, preparando clases, corrigiendo pruebas y amonestando alumnos. Aunque muchos pasaron fugazmente por la función, es muy probable que la constancia y la paciencia necesarias en todo maestro hayan tenido mucho que ver en su éxito posterior.

Entre los músicos que más tiempo ejercieron la docencia se destaca Gordon Mathew Sumner, más conocido como Sting. El bajista inglés se preparó durante cuatro años para ser maestro, profesión en la que se destacó mientras tocaba jazz en pequeños clubes. Cuando finalmente triunfó con The Police a fines de los 70′ usó esa experiencia como inspiración para escribir éxitos como «Don’t Stand So Close To Me». Otro bajista más pesado pagó sus impuestos durante la misma época dando clases en un 6to grado de Harlem. Se trata de Gene Simmons, el miembro de Kiss de la larga lengua, quien años después confesó que los directivos del colegio lo reprimieron por enseñar usando comics de Spiderman antes que obras de Shakespeare.

Otro caso conocido es el de Brian May, un físico egresado de la University of London, que dictó matemáticas duras durante bastante tiempo. En los últimos años, mientras aún sale de gira con la nueva formación de Queen, el guitarrista ha retomado su pasión por las ciencias exactas e incluso co-escribió el libro «¡Bang! A Complete History of the Universe». La lista de músicos que fueron maestros incluye otros nombres ilustres como Sheryl Crow, Roberta Flack, Brian Ferry, Art Garfunkel y Ron Wood.

En el mundo de la actuación también enseñar ha sido un recurso frecuente mientras se esperaba que la carrera despegara. El comediante Billy Crystal fue un maestro sustituto todoterreno, tomando horas de materias tan distintas como inglés y gimnasia femenina. Todo esto le sirvió de material para sus primeras rutinas de stand-up. Más concreta fue la experiencia del australiano Hugh Jackman, el omnipresente Wolverine de la saga X-Men, quien fue profesor de gimnasia antes de perfeccionarse en las artes dramáticas.

Es que el de la educación física es un rubro bastante transitado en el que se destacaronn varios futuros héroes del cine de acción, empezando por Sylvester Stallone, quien en los ’60 enseñó gimnasia en un par de internados para «chicos problemáticos» y en el American College de Suiza. Años después, ya consagrado, decidió contratar para la tercera parte de Rocky a otro musculoso carismático: Mr. T. El futuro actor de «Brigada A» venía de trabajar en el área deportiva de varias escuelas, además de ser custodio en algunos locales nocturnos, cuando Stallone lo convocó para participar en el ring de su famosa saga boxística.

Algo que no sorprende a nadie es que existan escritores célebres con un pasado docente. La leyenda cuenta que en 1974 Stephen King se encontraba clasificando papeles en la Hampdem Academy de Maine, donde enseñaba literatura, cuando su esposa lo llamó por teléfono para avisarle que «Carrie» – su primera novela – sería finalmente publicada. Dos décadas más tarde J.K. Rowlin ejerció de profesora de inglés en Portugal mientras comenzaba a darle forma al primer libro de Harry Potter. Otros autores consagrados que fueron maestros son George Orwell, Robert Frost, Kurt Vonnegut y Frank McCourt.

En el plano vernáculo también hay famosos que enseñaron distintas disciplinas, como Maju Lozano, Evangelina Anderson y los integrantes de MIDACHI Miguel del Sel y el «Chino» Volpato. Quizás la celebridad argentina menos sospechada de tener vocación docente es Susana Giménez, quien se graduó de maestra de enseñanza primaria, aunque solo realizó algunas prácticas antes de iniciar su carrera en el espectáculo.

Aunque todos estos personajes ejercieron alguna vez el arte de repartir conocimientos frente a un aula repleta de niños, luego abandonaron para destacarse en sus respectivas actividades. Pero quizás lo correcto sea decir que lograron destacarse gracias a haber sido maestros en su juventud, ya que esta experiencia probablemente los ayudó a fortalecer sus inquietudes. Después de todo, como dijo Albert Einstein alguna vez: «Es el supremo arte del maestro despertar curiosidad en la expresión creativa y en el conocimiento». Una consigna que sirve tanto para enseñar como para manejarse en la vida.

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios