Entrevistas

El ingeniero del rock nacional

Dialogamos con Mario Breuer, uno de los más prestigiosos ingenieros de sonido y productor discográfico de nuestro país.

Detrás de cada obra discográfica de los artistas trabaja un montón de gente que no tiene la misma exposición y difusión que los músicos. Una de esas ramas en las que se labura en silencio, pero que es fundamental para el resultado final, es la del ingeniero de sonido.

Precisamente uno de los más prestigiosos en Argentina en Mario Breuer. Quien también es productor discográfico de varios géneros, aunque en particular del rock nacional.

Dentro de su gran trayectoria trabajó con Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Soda Stereo, Sumo, Charly García, Luis Alberto Spinetta, Andrés Calamaro, Los Fabulosos Cadillacs, Virus, Los Abuelos de la Nada, Los Pericos, Ratones Paranoicos, Pappo, Fito Páez, Los Auténticos Decadentes, Los Enanitos Verdes, Mercedes Sosa, entre otros.

Mientras se encontraba mezclando el nuevo material de Los Gardelitos, desde nuestra plataforma digital Sontrip  llamamos a Mario Breuer y le preguntamos que implica el rock para Argentina: “Nuestro país es uno de los reales consumidores de rock junto con Estados Unidos, Inglaterra y Australia. Somos un país rockero y queremos contar que el rock va más allá de un estilo de música sino que tiene que ver con una forma de vivir, con una filosofía, que engloba este movimiento revolucionario, uno de los más importantes de los últimos 100 o 150 años”, sostuvo el ingeniero.

¿Consideras que Argentina es potencia en el rock?

MR: “Si, definitivamente. Siempre tenemos que reconocer que los estilos musicales son eventos culturales y en sus países de origen siempre salen mejor. Como por ejemplo el tango en Argentina o nuestro folklore que no sale mejor a nosotros. Pero nuestro país ha dado bandas y tiene bandas de rock que pueden tocar en festivales muy grandes, mostrar dientes y generar mucho respeto. Nos ha pasado durante muchos años de  viajar con Charly (García) a Estados Unidos donde  y cruzarnos con distintos personajes y productores, otros ingenieros o músicos inclusive se sorprenden del rock que se hace en Argentina. Creo que tenemos un muy buen nivel de rock”.

¿Te sentís parte del rock nacional?

MB: “Uno va cayendo dentro de un mundo y va remando el camino a ese lado. He terminado siendo parte de todo un movimiento de música sobre todo aquel que arrancó en los ’80. Cuando uno mira con perspectiva la cantidad de cosas que uno viene haciendo y que ha dejado. Esto trae muchísima satisfacción y sobre todo mucho agradecimiento a los músicos y productores que me han elegido para laburar realmente me han dado la posibilidad de pasar por proyectos increíbles”.

¿Qué significó para vos convivir con los artistas con los que trabajaste?

MB: “Lo de la convivencia pasa en cualquier tipo de trabajo. Básicamente yo estaba muy metido ahí manteniendo el temple profesional pero también se involucra mucho lo de la sensibilidad y lo humano, entonces muchas veces uno tiene que despegar un poquito de la parte técnica e involucrarse con la parte humana y sobre todo con la parte musical. Casi siempre los músicos esperan que del otro lado del vidrio el señor que está con las perillas en la mano también haga una devolución. Hay un ida y vuelta muy fuerte con los músicos, es como parte del trabajo. Lo que me gusta tener a mí del otro lado del vidrio son artistas buenos y de verdad, pero lo único que me provoca es la exigencia de hacer mi trabajo lo mejor posible”.

El formato de la manera de escuchar música ha mutado y mucho. ¿Cómo fue tu adaptación a las nuevas tecnologías?

MB: “Ya lo había dicho el señor Darwin hace muchísimos años después de dar unas vueltas en tortugas gigantes en Galápagos que la adaptación es fundamental para la supervivencia. Aquel que no se adapta pierde. Lo de adaptarse a mí siempre de resultó muy divertido, me encanta que cada tantos años vayan cambiando las cosas, renovar, conocer cosas nuevas, romper las estructuras. Es algo que siempre lo he vivido con mucho entusiasmo, siempre atento a lo que viene, siempre he sido muy curioso sobre lo que pasa y voy recibiendo a las nuevas tecnologías con mucho entusiasmo”.

Trabajaste con los artistas más destacados del país, sé que es difícil, pero si  tuvieras que elegir uno con el cual pegaste onda, por cómo te llegó la obra del mismo, o por afinidad, ¿con cuál te quedarías?

MB: “Durante muchísimos años trabajando con Charly García teníamos una especie de simbiosis muy linda. Hay muchísimos artistas con los que trabajé que hicimos un buen equipo y teníamos buen enganche, pero Charly tiene así como una particularidad. Solíamos hacer un buen equipo de trabajo”.

 

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar