InterésOcio

Bromista hasta el final

¿Es posible reírse después de muerto? Este irlandés se las arregla para sacarle una sonrisa a quienes lo lloraban en pleno velorio.

 Si hay un tema con el que es difícil hacer comedia es con la muerte. Tanto la certeza que nos acompaña a todos de que algún día dejaremos de vivir, así como el dolor que genera la partida de un ser cercano, hacen de este tópico uno de los más solemnes que existen. Sin embargo un habitante de la localidad de Kilkenny, Irlanda, encontró una forma de ponerle humor a un momento de extrema gravedad.

Mientras luchaba contra una larga enfermedad, Shay Bradley dejó escrito que su último deseo era compartir un mensaje grabado con aquellos que fueran a despedirlo en su funeral. Menuda fue la sorpresa de su familia y amigos cuando desde el féretro escucharon, con un fondo de gaitas, varios golpes y la voz del finado diciendo “¿Hola? ¿Hola? ¡Déjenme salir! ¡Está jodidamente oscuro aquí?”. Inmediatamente  todos los presentes no pudieron aguantar la tentación ante la ocurrencia, un reflejó de la actitud de Shay ante la vida. Su hija Andrea subió luego el video de lo ocurrido a Facebook con el título de “El último deseo de mi padre, siempre con los bromistas. Nos dio una sonrisa justo cuando lo necesitábamos”. Este se viralizó rápidamente a otras redes a las pocas horas.

Varios días después, en un reportaje otorgado a The Irish Post, la joven contó que el audio había sido grabado en complicidad con ella y su hermano, un año antes de que Shay falleciera. “Pusieron el celular en una la mesa y grabamos el mensaje. Lo grabó directamente en una sola toma porque en serio era así de naturalmente divertido”, señaló Andrea, remarcando que su padre nunca perdió ese carácter jovial a pesar de la seguidilla de cirugías y quimioterapia que sufrió durante sus últimos años.  El hecho también representa con creces el famoso humor negro del pueblo de Irlanda. Como dijo el poeta William B. Yeats: “Siendo irlandés uno tiene un permanente sentido de lo trágico, que se soporta con abundantes momentos de alegría temporaria”. Un ejemplo de actitud positiva ante la adversidad.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar