Entrevistas

Sin pelos en la lengua

Germán Daffunchio, líder de Las Pelotas, habló de la salida de "Vivo", de como es vivir en Nono. Además le tiró un palo al Indio Solari y bancó a Skay Beilinson.

Aunque él no es partícipe que a su grupo lo caractericen como uno de los referentes del rock nacional, nadie puede negar de la importancia de Las Pelotas para la cultura argentina.

El líder de esta banda, Germán Daffunchio, habló con Tupaladar de temas que también van más allá de lo musical. El presente de la banda, su opinión sobre el Indio Solari, su lugar de residencia y los deportes formaron parte de esta charla.

«El Pelado» es transparente, coherente con sus dichos, por más que algunos puedan estar en contra de lo que dice. El cantante y guitarrista es de esos músicos que nunca la caretea, que dice siempre lo que piensa.

¿Cómo están después del lanzamiento del CD/DVD «Vivo»?

Germán: El CD y el DVD es un trabajo del cual me siento orgulloso. Había que filmar, grabar y que quede todo bien, es complicado. Hicimos un trabajo muy intenso que realmente superó las expectativas porque ya es disco de oro. La verdad es que no paramos de tocar porque está andando muy bien el disco. A la vez nosotros estamos con muchísima pila, estamos por sacar otro disco, la verdad es que estamos muy bien.

Las Pelotas es una de las bandas que más tiempo llevan en el rock nacional. Hay grupos por ejemplo Los Redondos y Los Piojos se han separado. ¿Cómo vivís esto de ser una de las bandas referentes de la Argentina?

Germán: La verdad no es algo que le preste atención. Eso es una estadística de la gente. Uno no sé lo que hace para entrar en el libro de los récords. Ahora me tienen que escuchar a mi (risas), no le presto atención a eso. Nuestro compromiso con lo que hacemos es muy grande y todo el tiempo tratamos de hacer lo mejor para lograr el mejor producto para la gente. Lo demás no sé, de una manera me hace sentir muy orgulloso del grupo humano que somos. Estamos muy unidos, a pesar de todas las vicisitudes que te pone la vida, seguimos para adelante sobre todo hay música.

Eso es importante

Germán: Claro, porque el Indio (Solari), se van a enojar todos los hinchas del Indio, pero el loco toca, va y hace todo los temas de Los Redonditos, bah no, mitad y mitad ponéle. Pero la gente va a escuchar la mitad de los discos de Los Redonditos, no va a escuchar la mitad de sus discos solistas. Skay no está, no me digan nada porque no está y es amigo mío así que lo defiendo a muerte.

Para mí Skay es gran parte de los redondos y se lo voy a discutir a cualquiera

Germán: Pero por favor, es indiscutible, lo que está haciendo el Indio ahora está robando, está sumando su cuenta bancaria de una manera importante (risas), ahora me van a putear todos los amantes del Indio. Pero es mi opinión viste, y no me la van a cambiar. Yo estoy en el movimiento rock desde los ’80 y en esa época a Sumo lo llevaban preso y Los Redonditos tocaban dos veces por año. Así que sé de qué hablo (risas). Bueno cambiamos de tema dale, porque después se enojan conmigo y dicen que soy un hijo de puta, pero ya dije lo que pensaba.

Viendo a la banda como grupo humano podemos decir que se nota la hermandad entre los músicos

Germán: No es por una historia de hippie, no es por nada de eso. En realidad es por la certeza de que la música no sale de un pensamiento de decir voy a hacer un hit o voy a hacer un tema parecido a éste que es un éxito. La música nuestra sale del corazón y para eso tiene que haber mucha correspondencia con el que está al lado. Somos amigos, eso te quiero decir, somos principalmente amigos y después podemos hacer lo demás. Porque si vos estás tocando con alguien y estás pensando que ese alguien te está cagando no es lo mismo (risas).

Desde que empezó la charla con Tupaldar se generó una especie de complicidad entre Germán Daffunchio y nosotros. Eso también le llevó a confesar que en determinadas ocasiones no es fácil hablar con ciertos periodistas: «A veces me cuesta hacer notas porque los periodistas están acostumbrados a todo el firulete del espectáculo. Lo veía a bajar a Ricky Martín como saludaba a las minas y no podía disimular la cara de asco que le dan las mujeres, nosotros no somos nada de eso, no tenemos nada que ver con todo eso», sostuvo el líder pelotero.

¿Cómo es vivir en ese pequeño lugar de Córdoba llamado Nono?

Germán: De alguna manera con los años se ha transformado en el único refugio, es como si fuera un anti-bomba. Es un lugar en el que en realidad estoy poco tiempo pero me sirve para volver al centro, para descansar. El mundo del espectáculo es una vorágine muy jodida, viste. Uno tiene que estar bien y no que me consuma la boludez del espectáculo.

¿Cuándo eras más joven jugaste al rugby y ahora practicas golf?

Germán: Al rugby jugué hasta los 18 años, me encanta ese deporte. Pago las consecuencias porque tengo un par de huesos que se me salen por culpa del rugby. Ahora hace como 10 años que juego al golf y me declaro un adicto. El rugby me dejó, por el resto de mi vida, esa cuota de compañerismo, de la hermandad. Cuando yo llevo la pelota sé que estás vos y el otro al lado mío, porque sé que me van a masacrar. El trabajo en equipo, quizás a través de los años, fue lo que se me impregno. A mí siempre me gusta trabajar en equipo. No creo en la genialidad individual, ni siquiera busco el reconocimiento de una supuesta genialidad individual, me gusta mucho más el trabajo de equipo. Eso creo que me quedó del rugby, tiene ese espíritu.

Luego quedó tiempo para despedirnos amablemente, y para darnos cuenta que el éxito no lo marea a Germán Daffunchio y que es un músico que habla sin pelos en la lengua. // Ernesto Ramos @ernesramos

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios