MúsicaShows

U2 pasó por Argentina

Bono Vox, The Edge, Larry Muller y Adam Clayton estuvieron en La Plata. Tupaladar fue testigo del Tour 360° propuesto por U2. Los irlandeses confirmaron ser una de las mejores bandas del mundo.

Como si fuera una película, me habían hablado mucho de ellos. De que tenían una escenografía gigantesca, que había un panatallón led, que estaba plagada de luces y que el recital en si era increíble y lleno de energía. Es por eso que quise comprobarlo por mis propios medios, y créanme que en todo lo que me dijeron se quedaron cortos.

U2 estuvo en la Argentina brindando tres show en su gira Tour 360 ° y tuvimos el privilegio de estar presente la segunda noche.

La garra, ese gigante de metal, se desplegaba por el hermoso estadio platense y no creo otras bandas tengan el terrible despliegue escénico que tienen los oriundos de Dublín.

La noche la empezó a calentar Muse, que con un set de 45 minutos, mostró porque es una banda que está creciendo y que recibe premios.

Luego del toque de los británicos todos comenzaron a prepararse para una noche única. Un reloj digital iba marcando el tiempo y cuando marcó la hora justa comenzó a disolverse. Allí empezó a sonar «Space Oddity» de David Bowie y en la nave irlandesa aparecieron por la pantalla rumbo al escenario Bono, The Edge, Larry y Adam.

«Even Better Than The Real Thing» fue el encargado de arrancar la noche con un Bono comenzando a agitar al público. La excitación de los presentes se hizo sentir por cada una de las diagonales de La Plata. «New Years day«, con el magnífico The Edge en el piano, y «Get On Your Boots» fueron los que siguieron en la lista.

Las imágenes que iban pasando en la enorme pantalla, ya sea de ellos mismos o videos muy bien preparados para cada tema, hacen que sea hoy por hoy el mejor show del planeta.

Los momentos de mayor pogo en el Estadio Único se vivieron con «Elevation» y «Vertigo«. En el primero Bono deslizó sobre el final del tema «I know it’s only rock and roll but I like it» de los Stones

Por supuesto que no faltaron los temas que hace tiempo son los caballitos de batalla de los irlandeses. La sensual «Misterious Ways» con bailecitos incluidos y «Beatiful Day» con un prólogo de una chica del público que recitó «Gracias a la vida» en alusión a Mercedes Sosa.

U2 es una banda con varias canciones con contenidos políticos. Cerca del final del show lo hacen saber con «Miss Sarajevo» y el clásico «Sunday Bloody Sunday» con imágenes y tributo a la activista birmana Aung San Suu Kyi, a la que Bono calificó como «La Mandela de Asia». También salió por las pantallas el mensaje del pastor africano Desmond Tutu, militante anti-Apartheid que fue el pie para «One«, uno de los temas más cantados de la noche.

Con «City of Blinding Lights» y con una versión medio – dance de «I’ll go Crazy If I don´t go Crazy tonight» la trilogía banda-sonido-pantalla justificó todo el movimiento del armado escénico.

Dos de las canciones más cantadas y esperadas por el público argentino, uruguayo, brasilero, paraguayo y venezolano fueron «Where the Streets have no name» y «I Still Haven’t Found What I’m Looking for» que no pueden faltar nunca en el setlist de este cuarteto.

El cierre del show sirve para bajar los decibeles de la excitación de 60 mil personas. Es por eso que la hermosa e inagotable «Whit or Whitout You» y «Moment of Surrender» ( con todos los celulares prendidos y con las luces apagadas) fueron las encargadas de poner la frutilla en el postre.

«Son lo más» «Muchas gracias» «Aguante La Plata» fueron algunas de las frases que lanzó Bono para el público presente.

Y así terminó todo, los músicos descendieron de las escaleras y abandonaron la Nave. Satisfacción garantizada para todos. Aunque debo reconocer que muchos terminamos diciendo: «Barriletes Cósmicos, ¿de qué planeta vinieron?

Por Ernesto Ramos

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios