Entrevistas

Un blues para ver mejor

La Mississippi cumplió 25 años de trayectoria y nos comunicamos con su cantante Ricardo Tapia para hablar de la agrupación.

El blues fue el género musical que sirvió como génesis de lo que conocemos como el rock and roll –el estilo musical por excelencia-. Una de las bandas que sigue sosteniendo bien alto esta bandera es La Mississippi.

Esta agrupación formada actualmente por: Claudio Cannavo –bajo-, Gustavo Ginoi –guitarra-, Juan Tordó –batería-, Gastón Picazzo –teclados- y Ricardo Tapia -voz, guitarra slide y armónica-, lleva 26 años de recorrido.

En Tupaladar hablamos con su líder Ricardo Tapia sobre el blues, la trayectoria, el presente de la banda y las pérdidas de Pappo y Adrián Otero, entre otras cosas.

No cualquiera llega a 25 años de carrera
Ricardo: «La verdad que no. Somos muy pocas bandas, que estamos originales creo que somos cuatro Los Auténticos Decadentes, Las Pelotas, Divididos y nosotros».

¿Cómo ves al blues, crees que disminuyó su auge?
Ricardo: «No es que el blues desapareció, es el origen de todo. Fijate los Rolling Stones, cuanto más pasa el tiempo muestran que son una banda de blues más clásico. Es una música que se ha metido en varios género como en el folk o en el indie. Actualmente hay bandas que se tiran a los clásicos del blues. Es una forma y el origen del rock y tienen el corazón de la música. Hay blues de todos tipos. No es un ghetto como la música electrónica».

¿Y el blues en Argentina?
Ricardo: «Fijate que en Argentina el blues lleva más público que en Chicago. Argentina fue pionera en este género para los hispanos parlantes, fueron los primeros. Nuestro país es pionera en muchas cosas y una es esa».

¿Te imaginabas todo los que les pasó después de ese show del 89 en Arlequines (fue su debut profesional)?
Ricardo: «No, no. Uno trabaja para que pase pero en verdad no lo imaginaba. Es un gusto trabajar y tener un grupo unido como el nuestro que imagina, que se viene renovando».

¿Puede ser que en los ’90 te electrocutaste mientras estaban tocando?
Ricardo: «Si, fueron varias veces pero esa fue una grande. Fue en un reducto de Buenos Aires, me electrocuté y volé por los aires –cayó sobre la batería-. Por suerte no tuve consecuencia para mi salud, pero terminé cantando como James Brown.

Igual Mississippi es una banda que explora más allá del blues (rock, funk, jazz y hasta heavy con la versión de «Ermitaño» con Iorio y Marciello)
Ricardo: «Hay de todo, tenemos mucha apertura, todos los discos la tienen».

¿Cómo te enteraste de la muerte de Pappo y de Adrián Otero? ¿Y qué pensás que significaron para el rock nacional?
Ricardo: «Yo los recuerdo como personas, cuesta un poco cuando no están. Uno los recuerda por lo que eran. Pappo era muy particular, divertido, tenía humor negro, era chispeante. Yo me enteré por la tv y atiné a llamar al celular de él, pensé que era broma de mal gusto. Cuando no atendió tomé noción de lo que pasó. Con Adrián Otero hablé dos días antes de su muerte. Durante esa noche hablamos por teléfono como una hora y media sobre el disco nuevo, sobre cosas de la familia. Adrián era un amigo, coincidíamos en algunas cosas y en otras no, pero así son los amigos. Son situaciones muy duras. Son artistas que dejan cosas muy buenas».

Tocaron con muchísimos artistas internacionales, ¿te faltó compartir escenario con alguno?
Ricardo: «No, quedó saldado y con los que no tocamos es porque ya murieron. Eso era importante cuando empezás a tocar, cuando hacías de telonero. Estuvo bien en su momento».

¿Qué sentís cuando estás arriba del escenario y la gente comienzan por ejemplo a corear el oooooh de «Café Madrid»?
Ricardo: «Cuando estamos en un recital uno ya está acostumbrado. Uno se pone nervioso fuera del escenario. Cuando no estoy de gira no sé qué función cumplo en mi hogar. A veces creo que la molesto a mi esposa (risas). Uno se acostumbra a viajar, nos gusta hacerlo, eso te libera de un montón de cosas. Igual creo que las canciones empiezan a vivir cuando las canta el público».

¿Cuál es el tema, que no sea de Mississippi, que te hubiera encantado componer?
Ricardo: «Avenida Rivadavia de Manal. Es un tema muy jazzero, me hace acordar a la noche de calle Corrientes. Me gusta mucho ese tema. Es casi una obra piazzoliana ese tema de Manal».

¿Si no hubieras sido músico que te hubiera gustado hacer?
Ricardo: «Artistas plástico, es a lo que a veces me dedicó. Yo estudie dibujo. Ahora hago abstracto, hago dibujos figurativos».

Por Ernesto Ramos

Foto: Rock en fotos

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios