ActualidadInterés

Una broma de otro planeta

Un joven creó un evento para invadir el Área 51, la zona restringida donde se sospecha que el gobierno estadounidense oculta restos extraterrestres, y detonó una gran polémica.

El muchacho se llama Matty Roberts y tiene apenas 20 años. Cuando hace unas semanas creó un evento en Facebook con el nombre de “Storm Area 51: They can’t stop all of us.” (Invadamos el Área 51: No pueden detenernos a todos.) nunca imaginó las consecuencias dramáticas que su ocurrencia tendría. Hoy son más de 2 millones las personas que confirmaron asistencia, mientras que aproximadamente 1 millón y medio manifestaron interés en el suceso. La ocupación masiva de la famosa zona controlada por el ejército de EE.UU. ocurriría el próximo 20 de septiembre y se transformó en algo serio.

Roberts es fanático del animé y no tiene pudor en mostrarlo: en los lugares públicos suele aparecer vestido como Naruto, entre otros personajes animados japoneses. Pero su fanatismo también se extiende a las teorías conspirativas, por lo que buscó una forma original de protestar contra los ocultamientos con los que el gobierno engaña a la opinión pública desde hace décadas. El último 27 de junio decidió crear el evento en cuestión alrededor de la sospechosa base militar solo para divertirse, como quedaba claro en los posteos ridículos que fue subiendo a la página. Sin embargo el veloz crecimiento del número de concurrentes y la repercusión mediática asustaron al muchacho. “De repente sentí que el F.B.I. un día aparecería en mi casa, así que empecé a tener mucho miedo” señaló en una entrevista, luego de decidir abandonar su anonimato para pedirle tranquilidad a los concurrentes y evitar que todo termine en una catástrofe masiva.

La creación del Área 51 está íntimamente ligada al escenario político planteado por la Guerra Fría a partir de la década del 50’. Con la carrera armamentista entre EE.UU. y la URSS en alza, el gobierno norteamericano de la época, poseído por la paranoia anti-comunista, decretó la necesidad de crear una región alejada de toda mirada ajena para probar nuevos armamentos, entre otras tecnologías experimentales.  El nombre oficial del predio es Atomic Energy Comission designation Area 51 y se encuentra a unos 1300 kilómetro de Las Vegas, en pleno desierto de Nevada. El célebre avión bélico U-2 fue probado en la zona, artefacto que habría detonado la confusión sobre los numerosos avistamientos de OVNIS reportados allí. Con el paso de las décadas varios periodistas alimentaron el imaginario popular sobre la presencia de extraterrestres en la base, los cuales trabajarían en conjunto con autoridades terrícolas en múltiples investigaciones. Incluso un par de trabajadores del área, como Bill Uhouse y Bob Lazar, dieron entrevistas denunciando que vieron hechos extraños en las instalaciones. Más allá de la veracidad de estas versiones, los habitantes de Nevada no perdieron el tiempo y varios emprendimientos de “turismo alienígena” aparecieron en la región. Hoy constituyen una parte importante de la economía local.

Son precisamente esos hoteles temáticos cercanos al Área 51 los que tiene casi la totalidad de sus habitaciones reservadas para el próximo 20 de septiembre. A pesar de las advertencias del joven Matty, que sugirió que se podía reemplazar la estampida en la zona militar por un simple picnic con canciones y comida, hay incertidumbre sobre cómo se comportarán las miles de personas que piensan invadir Nevada el día de la cita. Se trata de una insólita historia que lo tiene todo: eventos virales, juventud pop, inteligencia militar y marcianos.  Y lo mejor es que aún no termina.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios