Entrevistas

Vino para filmar

Tras dirigir "Cara de queso" y "Mi primera boda", el director de cine Ariel Winograd estuvo en Mendoza rodando su tercera película.

Hace varios años que el cine argentino viene pisando fuerte. Esto se da por las buenas propuestas, grandes actores y talentosos directores. Un ejemplo de esto último es Ariel Winograd, que con 35 años se prepara para estrenar su tercera película: «Vino para robar«.

En nuestro mundo radial «El Sábado Agitado» nos contactamos con el creador que «Cara de Queso» y «Mi primera boda» para que nos adelantara detalles de su próximo film, que se filmó gran parte en el Valle de Uco mendocino.

«La verdad es que Tupungato tiene una energía muy particular y la aprovechamos lindo», sostuvo Winograd sobre una de las locaciones en la cual se rodó «Vino para robar«.

Cuando viniste a Mendoza ¿te encontraste con algo diferente de lo que pensabas que podías conocer sobre el mundo del vino?
Ariel: «Lo que pasó es que este proyecto llegó en mayo, junio (2012), yo en julio agosto vine por primera vez a Mendoza. Tuvimos la suerte que dentro del equipo está Laura Yofe fue la jefa de locaciones de la película. En tres días vi todas las locaciones de la película y cuando volví ya tenía en la cabeza filmarla en este lugar increíble. Ahí ya empezó como armar la película, no tanto desde el lugar del vino. Narrativamente va a mostrar a Mendoza y habla del vino, pero no desde un lugar turístico publicitario. Sino que nosotros estamos utilizando a Mendoza y su historia pero desde un lugar de la ficción. Uno tiene más libertad por ejemplo nosotros hicimos un aeropuerto que parecía europeo en el espacio cultural Le Parc».

¿Al ser tu tercer película como director estás más canchero, más relajado?
Ariel: «Al contrario estoy más obsesivo porque en cada una de las películas uno aprende algo nuevo a partir de errores y de cosas nuevas que van surgiendo. Es el disfrute de tener de vuelta la posibilidad de narrar. No sería la palabra canchero sino que en una tercera película uno va conociendo más gente y va armando un equipo técnico con el que uno puede tener más afinidad. Cada día de rodaje es un partido de fútbol distinto y tenés que salir a la cancha con los mejores jugadores y ganar».

¿Te pones más minucioso, más detallista?
Ariel: «Siempre soy un hincha pelotas importante, pero digamos que en los pequeños detalles está la diferencia. No es de hincha pelotas sino de que quede lo mejor posible».

¿Cómo es trabajar con Valeria Bertuccelli, Pablo Rago, Juan Leyrado y dos actores con los que venís laburando desde hace tiempo como Matías Piroyansky y Daniel Hendler, que fue por la serie «Graduados» el actor del 2012?
Ariel: «Lo que le sucedió a Daniel con «Graduados» fue muy importante para él y ojala que a la película le ayude. Pero a la hora de estar filmando uno no puede pensar eso, por la intensidad que hay en cada día de rodaje. La química que hay entre Daniel y Valeria es impresionante. Yo a Valeria la admiro desde hace muchísimos años desde una película llamada «Silvia Prieto» de Martín Rejtman, desde ahí dije me encantaría trabajar con ella. Me parece una actriz tremenda, no sólo una muy buena persona. Es una actriz que está pensando todo el tiempo como mejorar, como dar lo mejor de sí. A Pablo Rago le dije cuando lo conocí: para mi es increíble laburar con vos porque cuando yo era chico miraba «Amigos son los amigos», y poder dirigirlo esa sensación es increíble por un lado, y por otro tiene una onda alucinante. Lo mismo con Juan Leyrado también, una onda buenísima y el personaje lo fuimos construyendo juntos. De eso se trata una película, sean actores conocidos o desconocidos se necesita buena onda, que se pueda crear la energía para poder hacer la película. El resultado es súper felicidad y agradecimiento con los actores que son los que nos van contar la historia. Daniel es un amigo desde hace muchos años, no de cine. Me parece que es uno de los mejores actores de Argentina y de Uruguay. Disfruto mucho trabajar con él porque está todo el tiempo aportando cosas.

Ariel Winograd es un director argentino de 35 años que tiene gran proyección. Habrá que esperar hasta el 1 de agosto cuando se estrene en todo el país «Vino para robar» su más reciente producción.

Por Ernesto Ramos

https://www.youtube.com/watch?v=yeBCUGTfaRk

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios